Dueño del barco con 1.400 kilos de cocaína en el puerto de Camelle, en Camariñas, enfrenta pena de prisión.

Dueño del barco con 1.400 kilos de cocaína en el puerto de Camelle, en Camariñas, enfrenta pena de prisión.

Santiago de Compostela, 1 de diciembre

El juzgado de instrucción número 2 de Corcubión (A Coruña) ha decidido enviar a prisión provisional, sin posibilidad de fianza, al capitán de un barco pesquero en el que se encontraron 1.400 kilos de cocaína el pasado mes de agosto, mientras estaba atracado en el puerto de Camelle –Camariñas (A Coruña)–.

Según informa el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), el detenido ha ejercido su derecho a no declarar. Está siendo acusado de un delito contra la salud pública. La decisión de enviarlo a prisión se basa en la gravedad del delito y el riesgo de fuga.

La detención del dueño de este barco se llevó a cabo el pasado jueves en Boiro (A Coruña) por parte de agentes del Grupo de Respuesta Especial para el Crimen Organizado (Greco) de la Policía Nacional, en colaboración con Vigilancia Aduanera, según han confirmado fuentes cercanas al caso.

El arresto del capitán del pesquero 'Nuevo Furuno', cuyo puerto base se encuentra en la localidad de Camelle, en la Costa da Morte, tuvo lugar meses después de que en agosto de este año se incautara la embarcación, presuntamente implicada en una operación de tráfico de cocaína en alta mar.

El registro del barco en el puerto permitió la confiscación de 1.400 kilos de cocaína distribuidos en 45 fardos. En ese momento, también se detuvo a una persona relacionada con la embarcación, que ingresó en prisión por orden del juzgado de Corcubión.

El propietario del 'Nuevo Furuno' se mantuvo prófugo hasta esta semana, cuando fue localizado y arrestado en el municipio de Boiro, al norte de la ría de Arousa.

El 'Nuevo Furuno' es un barco pesquero de madera, con una longitud de 12,6 metros, que tiene su base en Camelle, en Camariñas, y fue registrado en el Ministerio de Pesca en junio de 1997.

Los agentes interceptaron el barco cerca del puerto de Santa Mariña alrededor de las 20:00 del miércoles 8 de agosto. El dispositivo para interceptar al barco, el 'Nuevo Furuno', contó con la participación del Grupo de Respuesta Especial para el Crimen Organizado (Greco) de la Policía Nacional, así como de Vigilancia Aduanera.

Tags

Categoría

Galicia