24h Galicia.

24h Galicia.

Sanxenxo denuncia la política opaca del Gobierno en relación al alojamiento de inmigrantes, mientras Sobrado aún no recibe confirmación oficial.

Sanxenxo denuncia la política opaca del Gobierno en relación al alojamiento de inmigrantes, mientras Sobrado aún no recibe confirmación oficial.

El Ayuntamiento de Sanxenxo, en Pontevedra, ha criticado la falta de transparencia del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social e Inmigración en relación al traslado de 350 inmigrantes llegados a Canarias para alojarse en hoteles de la localidad. Por su parte, el Ayuntamiento de Sobrado dos Monxes, en A Coruña, ha confirmado que todavía no tienen información sobre el alojamiento de estas personas en su localidad.

Según ha informado el Ayuntamiento de Sanxenxo en un comunicado, hace unos días se empezaron a escuchar rumores sobre la intención del Ministerio de trasladar inmigrantes a los hoteles de la localidad, y el miércoles el delegado del Gobierno confirmó al alcalde, mediante una llamada telefónica, que estas personas serían alojadas allí. Se espera que 175 inmigrantes lleguen el día 1 de noviembre y el resto llegue el día 8, pero se desconoce cuánto tiempo permanecerán allí, su estado de salud, si realizarán alguna actividad o aprendizaje, y si el Ayuntamiento podrá colaborar en su atención.

El Ayuntamiento muestra solidaridad con estas personas que han arriesgado sus vidas en busca de un futuro mejor y se compromete a hacer todo lo posible para ayudarles. Sin embargo, critica que el plan del Ministerio parece más bien una forma de quitarse el problema de encima, recordando que en 2020 se dijo que el alojamiento en hoteles era una opción puntual mientras se evaluaban otras iniciativas mejores. Lamentablemente, cuatro años después, la situación sigue igual.

Por su parte, el alcalde de Sobrado dos Monxes, Lisardo Santos, ha confirmado que todavía no se ha recibido ninguna confirmación sobre el alojamiento de estas personas en su municipio. En caso de que se produzca, se estima que serán alrededor de 40 personas las que se alojarán en el Monasterio. Además, se desconoce cuándo llegarán y cuánto tiempo se quedarán.

El alcalde ha señalado que estaban en conversaciones con una organización encargada de acoger a estos inmigrantes, pero aún no se había cerrado nada concreto, ya que primero debían evaluar las instalaciones del Monasterio para asegurarse de que eran adecuadas para esta iniciativa.

Ante esta situación, el alcalde reconoce que existe un problema migratorio y es necesario buscar las mejores soluciones posibles para abordarlo.