Los sindicatos CSIF y STEG apoyan la huelga en la educación gallega convocada por la CIG en protesta contra las ratios acordadas.

Los sindicatos CSIF y STEG apoyan la huelga en la educación gallega convocada por la CIG en protesta contra las ratios acordadas.

Las tres organizaciones lamentan que el acuerdo provocó una "brecha enorme" entre las seis organizaciones sindicales.

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 18 Oct. - Los sindicatos CSIF y STEG han ratificado este miércoles que se suman a la huelga convocada por la CIG para el próximo martes día 24 para mostrar su rechazo al acuerdo de bajada de ratios y de horarios firmado, el pasado miércoles, por la Xunta y el resto de organizaciones representadas en la mesa sectorial no universitaria: CCOO, ANPE y UGT.

De esta forma, el secretario nacional de la CIG-Ensino, Suso Bermello, ha explicado que las tres organizaciones que "rechazan el acuerdo" suman el 59% de la representación sindical y tienen el 60% del voto del profesorado.

"El mensaje es claro. Hay una Consellería de Educación que tiró por la borda las demandas históricas del profesorado y hay tres organizaciones que, claramente tienen un carácter mayoritario en el conjunto del profesorado, nos revelamos contra ese acuerdo", ha esgrimido Bermello.

Por su parte, la representante del CSIF, Belén González, ha lamentado "no poder firmar" el acuerdo, al que ha nombrado como "acuerdo de la discordia", ya que consiguió como "primer efecto negativo" la división de las representaciones sindicales.

A renglón seguido, González ha detallado que CSIF "siempre fue una organización con voluntad negociadora", pero el punto de partida que "impedía la recuperación de derechos que ya estaban consolidados" en el sistema educativo era "un freno" a que pudieran prestar ese apoyo.

Por ello, "no podían firmar" un acuerdo sin "una reducción real" de horarios lectivos, sin una reducción de esa "gran burocracia de los centros educativos" y en ese punto se encontraron con que en el acuerdo "no se recoge ni la primera medida, aunque la Consellería reconoce que ese problema existe".

Con esta convocatoria de huelga, el CSIF quiere manifestar "el total rechazo" del acuerdo ya firmado y comunicar que continuarán con la lucha y reivindicación para conseguir "una mejora real" de las condiciones de trabajo del conjunto del profesorado gallego. "Pedimos una negociación real, efectiva y sobre todo sin las prisas con las que se realizó la actual", ha sentenciado González.

Por su parte, el representante de STEG, Lois Pérez, ha coincidido con la CIG y CSIF y ha remarcado que esta manifestación es el inicio de otras acciones a corto plazo y es un acto para decirle a la Xunta que la comunidad educativa "tiene memoria" de lo que significaron "los últimos 13 años de desgobierno del PP".

De esta forma, ha abogado por "la mayor unión sindical posible" en la defensa de la enseñanza pública y ha animado a participar en la jornada a toda la comunidad educativa, familias y profesorado.

Los tres sindicatos piden la recuperación de los horarios de 18 y 21 horas en un máximo de dos cursos, la reducción de las ratios en todas las enseñanzas, empezando en el próximo curso y con aplicación como máximo la finalizar cada etapa.

Además de la aplicación de "medidas inmediatas" para la reducción de las horas de la burocracia: aumento de las horas de liberación para cargos directivos, de coordinación y tutoría y aumento de personal administrativo, así como el reparto lineal de la masa salarial comprometida por la Consellería entre el profesorado.

El acuerdo, según ha lamentado Bermello, trajo consigo la "división en el movimiento sindical" en el ámbito educativo. Ante esto, el de la Cig ha recordado que cuando fueron las elecciones sindicales, en diciembre de 2022, la seis organizaciones llevaron en sus programas la "condición inexcusable" de reducir a 18-21 horas.

"Solo pasaron 10 meses y esta propuesta de la Consellería de Educación ha provocado una brecha enorme entre las organizaciones sindicales", ha lamentado Bermello.

En referencia a los servicios mínimos convocados para esa jornada, Bermello ha detallado que ya están convocados y que han vuelto a la normalidad previa a la pandemia.

De esta forma, esos servicios son la obligación de tener abiertos los centros educativos y que haya una persona de dirección o alguien en que delegue para garantizar la apertura.

Con todo, las tres organizaciones sindicales han coincidido en que esos servicios mínimos "no deberían existir" ya que educación, desde la perspectiva laboral, "no es un servicio esencial".

Finalmente, los sindicatos han hecho un llamamiento a la "participación masiva" del profesorado en la manifestación que saldrá a las 12 horas de la plaza de Cervantes en Santiago y terminará delante de la Consellería de Educación.

Tags

Categoría

Galicia