24h Galicia.

24h Galicia.

Hombre condenado a 17 años por abusar de hijastra durante diez años.

Hombre condenado a 17 años por abusar de hijastra durante diez años.

En Pontevedra, la sección cuarta de la Audiencia Provincial ha emitido una condena de 17 años de prisión a un hombre, considerado culpable de agresión sexual continua a una menor y de lesiones, perpetradas contra la hija de su pareja.

Los hechos se remontan a cuando la niña tenía 8 años y se mudó a vivir con el acusado, compañero de su madre y con quien tendría otros hijos, hasta que la joven cumplió los 18 años y se fue con su padre.

Durante una década, el acusado ingresaba por la noche al dormitorio de la menor para llevar a cabo actos sexuales sin su consentimiento. Desde estimularse frente a ella hasta tocarle las nalgas, la vagina y el pecho sobre la ropa, llegando incluso a introducirle los dedos en la vagina y forzarla a practicar felaciones.

Las agresiones se repetían con frecuencia, incluso en la casa de los abuelos maternos de la menor, donde pasaban fines de semana y vacaciones. Cuando la niña tenía 13 o 14 años, empezó a amenazarla para que no hablara, advirtiéndole que ella y su madre dependían de él económicamente y para tener un techo. Cuando la joven cumplió 16 años, la penetró vaginalmente.

A los 18 años, la víctima se marchó a vivir con su padre y denunció al descubrir que el acusado había enviado fotos de su pene a una prima y la espiaba desde una ventana. Como resultado de estos actos, la joven sufrió ansiedad, dos intentos de suicidio y necesita tratamiento. Además, presenta un trastorno de estrés postraumático moderado.

La Audiencia considera la declaración de la víctima como "coherente, clara y creíble" y los informes de las psicólogas periciales confirmaron los síntomas coincidentes con la agresión sexual. Los médicos forenses también corroboraron la lesión y las secuelas, despejando cualquier duda sobre las causas del síndrome ansioso.

Además de la declaración de la madre y la prima, la Audiencia ha condenado al acusado por agresión sexual continua a una menor de 16 años y un delito menos grave de lesiones, con una pena total de 17 años de prisión.

Además, se le prohíbe comunicarse o acercarse a menos de 100 metros de la víctima durante 9 años después de cumplir su pena, se le prohíbe ejercer la patria potestad, tutela o curatela durante 6 años y está inhabilitado para trabajar con menores durante 10 años, con la medida de libertad vigilada durante 8 años.

En términos de responsabilidad civil, el acusado debe pagar una compensación de 9.900 euros por lesiones psicológicas y de 50.000 euros por las secuelas sufridas por la víctima.