24h Galicia.

24h Galicia.

El Gobierno planea modernizar el regadío en A Limia a partir de abril, con fecha de finalización prevista para verano de 2026.

El Gobierno planea modernizar el regadío en A Limia a partir de abril, con fecha de finalización prevista para verano de 2026.

El Ministerio destina 35 millones de euros para la modernización de regadíos en A Limia, mientras que la Xunta y los regantes reclaman un "compromiso adicional" del Gobierno central para evitar "sobrecostes". El convenio fue firmado por el presidente de la Sociedad Mercantil Estatal de Infraestructuras Agrarias (Seiasa), Francisco Rodríguez Mulero, y el presidente de la comunidad de regantes Nova Limia, Amador Saborido. Según el convenio, se espera que el proyecto comience en abril y concluya en verano de 2026.

En la firma del convenio participó el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, quien destacó la importancia de este proyecto de modernización para Galicia y España. Planas señaló que el regadío no solo aumenta la producción y el valor de los productos agrícolas, sino que también genera empleo y oportunidades de futuro. Además, anunció que el Gobierno destinará más de 2.300 millones de euros a 94 proyectos de modernización en todo el país hasta 2027.

El presidente de Seiasa reconoció el esfuerzo realizado para unir a una sola comunidad de regantes en este proyecto, el cual inicialmente se estimaba que se podría realizar con 15 millones de euros, pero finalmente se destinaron más de 35 millones. Estos fondos fueron obtenidos gracias a los fondos Next y al esfuerzo del presidente Pedro Sánchez. Las obras comenzarán en abril y se espera que estén terminadas en verano de 2026.

El conselleiro do Medio Rural, José González, destacó el apoyo de la Xunta para este proyecto, incluyendo la construcción de pozos y un sistema de bombeo financiados con fondos propios de la administración autonómica. Sin embargo, González señaló que los regantes tendrán que hacer frente a costos adicionales, como los financieros del aval necesario para la ejecución del proyecto, motivo por el cual demandó un "compromiso adicional" del Gobierno central para evitar sobrecostes innecesarios. Asimismo, solicitó la posibilidad de introducir un cambio normativo para reducir el impacto del IVA en los regantes.

El presidente de la comunidad de regantes Nova Limia, Amador Saborido, se sumó a la demanda de un apoyo adicional por parte del Gobierno central, solicitando una ayuda a fondo perdido para que la comunidad de regantes no tenga que hacerse cargo de un 40% del costo total del proyecto.

El ministro Luis Planas felicitó a todos los involucrados por los 35 millones de euros destinados por el Gobierno, y respecto a las demás demandas, señaló que se deberá evaluar cada cuestión en su momento. El proyecto de modernización permitirá reemplazar el uso del agua superficial del río Limia por aguas subterráneas de 42 pozos, que se integrarán en cuatro redes de riego. Además, se construirán tres balsas elevadas y siete plantas fotovoltaicas para dotar de energía a la red de riego.