24h Galicia.

24h Galicia.

Activistas se encierran en la USC pidiendo la ruptura de relaciones con Israel

Activistas se encierran en la USC pidiendo la ruptura de relaciones con Israel

En una acción de protesta, una veintena de personas asociadas a la acampada pro Palestina que se encuentra en la Facultade de Historia de la Universidade de Santiago de Compostela (USC) han ingresado en el rectorado de la institución para exigir que se "rompan" relaciones con entidades ligadas al "sionismo".

Los participantes de la acampada, que protestan contra la guerra en Gaza, ingresaron al edificio tras romper una ventana y colocar un candado en la puerta principal del Colexio de San Xerome, según fuentes universitarias consultadas por Europa Press.

Una vez dentro, un grupo se ha sentado para bloquear el acceso en uno de los laterales del edificio, mientras otros vociferan consignas contra la postura de la USC en el conflicto, desde una de las ventanas que da a la Praza do Obradoiro, donde se encuentran presentes dos furgonetas de la Policía Nacional.

En la protesta, que busca que la USC adopte una postura más firme contra el "genocidio del pueblo palestino", participan alrededor de veinte personas.

Algunas de las consignas que se escuchan son "Israel asesina, USC patrocina", "desde el río hasta el mar, Palestina vencerá" o "rector sionista, hipócrita y racista". Otras diez personas se han unido a la protesta desde el exterior del edificio.

Los participantes han manifestado a Europa Press su intención de mantener el encierro hasta que la USC tome medidas acordadas en un documento entregado la semana pasada a la directiva de la institución.

Esta acción se lleva a cabo durante la reunión del consejo de gobierno de la USC, el cual fue solicitado por los acampados en Historia para que la institución corte relaciones con entidades relacionadas con el "estado sionista" y adopte una postura más contundente sobre el conflicto en Gaza.

En un comunicado enviado a los medios, la asamblea de estudiantes informa que la directiva de la USC denegó la entrada a sus dos portavoces designados para exponer los puntos del documento en la reunión del consejo de gobierno, lo que motivó la irrupción en el edificio.