24h Galicia.

24h Galicia.

Tomé critica la exclusión de Lugo en la Xunta y pide a Rueda más acción en residencias y carreteras.

Tomé critica la exclusión de Lugo en la Xunta y pide a Rueda más acción en residencias y carreteras.

El presidente de la Diputación de Lugo y secretario provincial del PSdeG lucense, José Tomé, ha denunciado la "marginación" sufrida por la provincia durante la etapa de Alberto Núñez Feijóo al frente de la Xunta y ha reclamado al presidente en funciones, Alfonso Rueda, su "implicación" y "ayuda" con residencias y carreteras provinciales para reparar, ha dicho, algunas de las "deudas históricas" contraídas.

En una entrevista concedida a Europa Press, Tomé ha condensado en "cuatro pilares fundamentales" las líneas de acción del Gobierno provincial desde su llegada a la presidencia de la institución, en julio de 2019: "cooperación con los ayuntamientos, políticas sociales, movilidad y sectores productivos".

El presidente de la Diputación de Lugo, que se ha definido a sí mismo como un defensor de "la política de hechos" para "no crear falsas expectativas a la ciudadanía", ha destacado como el principal logro de sus casi cinco años de gestión la creación de una red de residencias provinciales en "ayuntamientos aislados" que es, ha precisado, la "bandera de las nuevas políticas sociales".

Por consiguiente, ha solicitado la colaboración de la Xunta para las nueve residencias ya abiertas de un total proyectado de 18, que cuentan con entre "30 y 40 plazas" y con una media de 25 puestos de trabajo cada centro. "Pediría a la Xunta que se implique en el tema de las residencias porque no nos está ayudando ni en la construcción ni en el mantenimiento. No está dando ni un solo euro", ha denunciado, tras reivindicar que los centros ya abiertos no registraron "ningún fallecido" durante la pandemia de Covid.

Igualmente, José Tomé ha hecho hincapié en reclamar al nuevo Ejecutivo autonómico su apoyo para la conservación de la red vial de la provincia, "la más extensa de España", ha recordado, con "más de 4.200 kilómetros de carreteras". "Si queremos que la gente viva en el rural tiene que poder llegar a su casa", ha subrayado, antes de hacer un llamamiento a "no crear alarmismo" sobre el estado de las infraestructuras lucenses que ha calificado como "seguras".

"Hay una marginación de la Xunta hacia la provincia de Lugo, al menos durante la etapa Feijóo, que espero que quede atrás. Rueda va a tener la ocasión de demostrar que la etapa anterior es pasado y que encaramos una nueva etapa de colaboración", ha manifestado José Tomé.

"Si queremos que haya arraigo, afrontar el reto demográfico y mantener a la población en el rural, no podemos llevar los servicios lejos, hay que acercar los servicios. Si entiende eso, seguro que nos ayudará. Si no lo entiende, no nos va a ayudar", ha argumentado.

Preguntado por qué cree que la Xunta no respalda las demandas de la Diputación de Lugo dice que supone que "por intereses políticos". "Ellos dirán que tienen otro modelo y nosotros somos del Partido Socialista. Si fuéramos del PP seguro que colaboraban", agregó.

Sobre el plan de la multinacional portuguesa Altri para la construcción de una fábrica de fibras textiles en Palas de Rei, que se encuentra actualmente en exposición pública, Tomé ha asegurado "no conocer en detalle" el proyecto porque "se habla de él pero nadie lo conoce".

"Altri fue vendida como una fábrica de fibras textiles y ahora parece que va a llevar una celulosa paralela", ha comenzado diciendo, para puntualizar que la Diputación apoyará "cualquier industria que no suponga un foco de contaminación no admisible".

"Fibras sí, y celulosa, en principio y salvo que me acrediten que no contamina, no", ha sintetizado el dirigente socialista, que ha mostrado su recelo por el asentamiento en un municipio lucense de "una empresa sancionada en Portugal por contaminar".

"En cuanto a las cifras de empleo también se mintió mucho. Al principio se hablaba de 2.500 puestos de trabajo, ahora se dice que directos cerca de 500. Yo creo que no pasará de los 300 directos. Cualquier puesto de trabajo es importante, como si son diez, pero no llega ni a 500 puestos directos, de fábrica", ha reflexionado.

En relación a la planta de aluminio de Alcoa y a una posible intervención estatal para garantizar la viabilidad de la factoría y los puestos de trabajo que dependen de la misma, José Tomé ha asegurado no ser partidario de intervenir "cuando hay otro tipo de soluciones", pero sí que se ha mostrado favorable a "una intervención temporal" del Estado si existe riesgo de "cierre" e incluso a "quedarse con una participación a modo de acción de oro" por una cuestión de "interés público".

"Hay sectores que son estratégicos, donde el Estado puede y debe tener participación por interés nacional y luego hay otras empresas en las que evidentemente el Estado no pintaría nada", ha puntualizado.

Consultado por el actual funcionamiento de las diputaciones, José Tomé ha destacado el papel de las instituciones provinciales en la gestión y distribución de los recursos entre los "ayuntamientos más pequeños". "Si queremos suprimir las diputaciones, hagámoslo, pero hay que crear otro ente porque si no los ayuntamientos pequeños no sobreviven, no podrían prestar servicios y se convertirían en ayuntamientos fantasma", ha advertido.

Tomé, que ha llamado la atención sobre la importancia de "clarificar las competencias" de las instituciones provinciales y dotarlas de la financiación adecuada, ha reconocido no haberse autoimpuesto una fecha límite para su continuidad al frente de la Diputación, pero sí que se ha mostrado partidario de "limitar" la permanencia en los cargos institucionales en todos los niveles de la política.

"Yo soy partidario de dos mandatos de cinco años, es decir, diez años como máximo lo que una persona puede permanecer en el mismo puesto de presidencia, ya sea en la Xunta, de alcalde o de presidente de diputación", ha propuesto quien también es alcalde de Monforte de Lemos desde 2015. Una medida que, a su juicio, evitaría también "muchos problemas" a los partidos políticos" y facilitaría "las sucesiones".

Sobre los resultados del PSdeG en los pasados comicios autonómicos, los peores de su historia en Galicia, Tomé los ha achacado a la "falta de tiempo" del candidato, José Ramón Gómez Besteiro, para "presentar su proyecto" y a "un ambiente político general tremendamente en contra del PSOE".

"No dedicaría mucho tiempo a la autocrítica de campaña", ha manifestado Tomé, que no ha dudado a la hora de trasladar "el apoyo unánime de toda la provincia" a Besteiro, que se convertirá en secretario general del PSdeG, tras haber sido el único que presentó candidatura al proceso de primarias.

Un Besteiro para el que Tomé ha reclamado "libertad total y absoluta" a la hora de acometer el rearme del partido y de "confeccionar su equipo". "Besteiro va a seguir contando con todo mi apoyo porque creo firmemente en su proyecto", ha asegurado el presidente de la Diputación de Lugo.

José Tomé, que no ha querido dar "consejos públicos" a Besteiro para llevar a cabo dicha empresa, sí ha aportado una recomendación sobre el rumbo que debería tomar el partido: "Tenemos que redefinir nuestro mensaje, nuestro proyecto y ser capaces de transmitirlo de una manera más galleguista".

"El PSOE es un partido de Estado. Somos un Partido Socialista Obrero Español. Pero igual que los valencianos tenían sus peculiaridades, los vascos o los catalanes, también las tenemos los gallegos y por lo tanto, los mensajes también tienen que estar más enfocados quizás al galleguismo democrático, no independentista", ha reflexionado.