24h Galicia.

24h Galicia.

Teresa Ribera impulsa una mesa de trabajo junto a la plataforma por los ecosistemas marinos.

Teresa Ribera impulsa una mesa de trabajo junto a la plataforma por los ecosistemas marinos.

En la ciudad de Lugo, representantes de la Plataforma en defensa de la pesca y de los ecosistemas marinos, liderados por su presidente Basilio Otero, se reunieron este miércoles con altos cargos del Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico. Durante la reunión, se sumó de manera sorpresiva la vicepresidenta Tercera y Ministra de Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera.

La plataforma agradeció la presencia de la vicepresidenta y consideró como "positiva" la propuesta de establecer una mesa de trabajo con su participación directa para llevar a cabo cualquier decisión relacionada con la posible implantación de la energía eólica marina en España mediante un diálogo directo con el sector.

Sin embargo, expresaron su descontento al recibir como respuesta a su solicitud de paralización de la normativa que regulará las subastas de energía eólica marina, la indicación de presentar alegaciones, confirmando así que la normativa seguirá adelante.

El sector argumentó, a través de un comunicado de prensa, que consideran inapropiado realizar subastas mientras los estudios sobre los impactos en los ecosistemas marinos y en la pesca no estén completos, con el objetivo de garantizar la protección del sector y de los ecosistemas.

La plataforma también destacó la importancia de recibir información sobre los estudios solicitados por el sector acerca de cómo afectaría la instalación de industrias para energía eólica marina en los ecosistemas marinos y en la pesca en las zonas potenciales.

A pesar de todo, la plataforma advirtió que continuarán con protestas y expresando su desacuerdo con la forma en que se está llevando a cabo la implantación de la energía eólica marina en la costa. Subrayaron que no se oponen a las energías renovables marinas, pero insistieron en la importancia de basar las decisiones en la mejor información científica y en los plazos establecidos por la mesa de trabajo que se creará, y no en los establecidos por las industrias eólicas.