24h Galicia.

24h Galicia.

Los 'pellets' se mantendrán durante mucho tiempo en la costa, advierte el presidente de la Federación de Cofradías

Los 'pellets' se mantendrán durante mucho tiempo en la costa, advierte el presidente de la Federación de Cofradías

El presidente de la Federación Nacional de Cofradías de Pescadores, Basilio Otero, ha puesto de manifiesto la importancia de las barreras de hidrocarburos para controlar el vertido de pellets de plástico en las costas gallegas. Según Otero, estas barreras podrían haber recogido las bolitas antes de que alcanzaran las costas. Además, ha alertado de que el vertido persistirá durante meses o incluso años en el litoral gallego.

Otero ha lamentado que los vientos de noroeste hayan distribuido el vertido a lo largo de toda la parte oeste de la costa gallega. Debido a la configuración de la costa, con numerosas entradas y salientes, será difícil erradicar los pellets de plástico, ya que van a quedar esparcidos por todas partes durante mucho tiempo. Por lo tanto, el presidente de la Federación Nacional de Cofradías de Pescadores aboga por una actuación global en materia de limpieza para garantizar una costa limpia cuanto antes.

El problema del vertido de pellets de plástico en las costas gallegas podría haber sido combatido antes si se hubieran desplegado las barreras de hidrocarburos, según Otero. El presidente de la Federación Nacional de Cofradías de Pescadores ha reflexionado acerca de la necesidad de actuar antes de que las bolitas de plástico lleguen a tierra.

Otero ha destacado que la situación actual en Galicia no es un nuevo Prestige, pero sí es un recordatorio de la importancia de respetar y conservar el medio ambiente. Por tanto, en la reunión con el conselleiro do Mar, Alfonso Villares, abordarán este problema y tratarán de determinar la dimensión exacta del vertido.

Por otro lado, el presidente de las cofradías gallegas, José Antonio Pérez Sieira, ha señalado que, de momento, no hay una gran cantidad de pellets en el mar. Sin embargo, el problema reside en que las bolsas de plástico no se detectan y se rompen al chocar con las piedras, liberando las bolitas y dispersándolas. Aunque este vertido no afectará a la pesca en el fondo del mar, sí impactará negativamente en el medio ambiente.

En cuanto a la recogida de los desechos, se está trabajando en la limpieza y cribado de las playas afectadas. Aunque el problema está controlado por el momento, las autoridades continúan vigilantes y tomando medidas para detener la propagación de los pellets de plástico.

En resumen, el vertido de pellets de plástico en las costas gallegas es un grave problema que requerirá una actuación global para limpiar las playas y evitar daños al medio ambiente. Las barreras de hidrocarburos podrían haber sido útiles para controlar el vertido, pero lamentablemente no se desplegaron a tiempo. Es fundamental aprender de esta situación y reforzar las medidas de protección y conservación del medio ambiente.