Los grupos progresistas preparan el terreno en Galicia para el debate del estado de la autonomía ante las elecciones en ciernes

Los grupos progresistas preparan el terreno en Galicia para el debate del estado de la autonomía ante las elecciones en ciernes

Los tres grupos políticos con representación en el Parlamento de Galicia se están preparando para el debate del estado de la autonomía. Aunque aún no se ha convocado oficialmente, se espera que comience el 9 de septiembre después de la solicitud de la Xunta. Este será el primer debate de política general liderado por Alfonso Rueda como jefe del Gobierno autonómico en el último año político antes de las elecciones autonómicas, un horizonte electoral que los partidos tienen presente.

En la Cámara gallega, este lunes ha sido un día para evaluar el fin de semana con la presencia del presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, en la fiesta del PSOE en Oroso, y del candidato a la investidura y líder del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo. Además, el Bloque Nacionalista Galego (BNG) celebró una reunión ejecutiva este domingo --aunque normalmente se lleva a cabo los lunes-- y también se posicionó respecto al debate que tendrá lugar la próxima semana en el Congreso, a la vez que reiteró su preparación para las elecciones gallegas.

Así las cosas, el portavoz parlamentario del Partido Popular de Galicia (PPdeG), Alberto Pazos Couñago, destacó que Feijóo "no está dispuesto a gobernar a cualquier precio ni aceptará pujas, atajos ni chantajes" de los independentistas, en contraste con Pedro Sánchez, a quien auguró que accederá a las demandas de los "golpistas". "Estamos ante un suma y sigue", lamentó Pazos, quien aseguró que Galicia será una de las comunidades "más perjudicadas".

Por otro lado, Pazos señaló que, a excepción del secretario general del Partido Socialista de Galicia (PSdeG), Valentín González Formoso, "nadie quiso salir en la foto con el señor Sánchez", lo cual atribuyó a que "ningún socialista está dispuesto a presentarse al calvario" de enfrentarse a Rueda en las elecciones autonómicas, enmarcando esto en el "aplazamiento sine die" de las primarias socialistas. Además, criticó que el diputado Besteiro sea quien justifique "las rectificaciones" de Sánchez y se someta "ante las exigencias del independentismo" en la defensa del uso de las lenguas cooficiales en el Congreso, afirmando que Besteiro "tiene experiencia suficiente en mostrarse sumiso". En cuanto a este punto sobre la lengua, censuró lo que vio como una renuncia a la "lusofonía" por parte del BNG, que utiliza el portugués en Europa por su proximidad al gallego, al defender el uso del idioma propio de Galicia en el ámbito europeo.

En respuesta a las acusaciones de sumisión hacia Besteiro por parte de Pazos, Julio Torrado, viceportavoz del Grupo del PSdeG, reivindicó el respaldo del líder del partido a los socialistas gallegos, destacando no solo su participación en la fiesta del domingo en Oroso para abrir el año político, sino también su elección de Besteiro como responsable del debate sobre la cooficialidad de las lenguas en el Congreso. Torrado evitó responder si esta elección también supone un respaldo a Besteiro como candidato a la Presidencia de la Xunta, afirmando que esa decisión no le corresponde a él. Sin embargo, sí aseguró que Besteiro "defenderá mejor a Galicia que Rueda" en esta semana, ya que ve al presidente autonómico condicionado por las instrucciones que reciba desde Génova a través de WhatsApp.

En la rueda de prensa de este lunes, Pazos Couñago defendió que el PP sigue "preparando" el debate de política general, que considera una "muestra de normalidad política" después de un año como presidente y en una "situación de privilegio" que contrasta con la situación nacional. Pazos indicó también que el debate del estado de la autonomía será una antesala de los presupuestos de la Xunta para 2024, que ya se encuentran en fase de elaboración y que son una "muestra de estabilidad política".

Por su parte, el viceportavoz del BNG, Luís Bará, resaltó que los nacionalistas llevarán un discurso crítico hacia el balance de los gobiernos del PP durante estos 14 años, a la vez que presentarán alternativas para dejar claro que hay un futuro. Bará enfatizó que el Bloque planteará "soluciones" no solo para la emergencia económica, sino también para los grandes problemas del país. Además, consideró al gobierno de Rueda como el más "vago" en términos de capacidad legislativa y propositiva y lamentó que esté centrado en "la supervivencia del soldado Feijóo" y que dirija un gobierno "descoordinado, superado y que actúa como una escopeta de feria que dispara en todas direcciones". Frente a eso, el BNG defenderá alternativas económicas y propuestas, así como en el debate del Congreso reclamará un "nuevo estatus" para Galicia y medidas económicas y sociales para los sectores más desfavorecidos.

En cuanto al PSdeG, para el debate de política general de octubre buscarán mostrar a Rueda que él es el presidente de Galicia, ya que consideran que aún no se ha enterado, y pondrán el foco en que para él ese debate es solo un trámite y que da la sensación de que no le gusta. Además, presentarán medidas para mejorar el bienestar de la población y tomarán acciones frente a la pérdida de profesores, las dificultades del transporte escolar y la sanidad, al mismo tiempo que intentarán que Rueda abandone su actitud cerrada en los debates y se abra a la suma de acuerdos.

Por último, el BNG propuso este lunes, con vistas a los próximos debates, incluido el presupuestario, recuperar la tarjeta básica y financiarla a través de los presupuestos, así como establecer un fondo de rescate para los 175,000 hipotecados afectados por la subida de los intereses.

Tags

Categoría

Galicia