Familia del trabajador fallecido en refinería coruñesa exige responsabilidad ante accidente trágico.

Familia del trabajador fallecido en refinería coruñesa exige responsabilidad ante accidente trágico.

Medio centenar de personas se han concentrado este martes ante los juzgados de A Coruña para exigir responsabilidades por la muerte de un trabajador en la refinería de Repsol en marzo de 2022. La protesta se llevó a cabo coincidiendo con las declaraciones de representantes de la compañía y en vísperas de la comparecencia de los responsables de la empresa auxiliar Nervión, prevista para el 18 de septiembre.

Entre los manifestantes se encontraba Lorena Dacosta, viuda del trabajador fallecido, quien reclamó que se diga la verdad sobre lo sucedido y que se tomen medidas para evitar que ocurra una tragedia similar en el futuro. Dacosta expresó su preocupación de que las grandes empresas como Repsol y Nervión puedan evadir su responsabilidad y cargar contra los trabajadores.

Durante la protesta, los manifestantes portaron una pancarta con el lema "Sempre Unai" y corearon consignas exigiendo justicia y recordando a la víctima. En un comunicado, hicieron hincapié en la importancia de no dejar que la muerte de Unai caiga en el olvido y declararon que no permitirán que la patronal siga poniendo en riesgo la vida de los trabajadores por el bien de sus beneficios económicos.

En relación al accidente, se mencionó que dos informes distintos, uno elaborado por Repsol y otro por Inspección de Trabajo, difieren en la atribución de responsabilidades. Mientras que el informe de Repsol culpa a los operarios por incumplir el protocolo de seguridad, el informe de Inspección de Trabajo señala deficiencias en las medidas de seguridad implementadas por Repsol y Nervión. La viuda subrayó que la falta de decisiones adecuadas y de medios de seguridad contribuyeron a la tragedia.

El accidente laboral causó la muerte de Unai Martínez, trabajador de la empresa auxiliar Nervión, y dejó a otro empleado herido. La comisión de investigación de Repsol determinó que el siniestro se produjo debido a una apertura no autorizada de una tubería, que provocó la inhalación de gas residual por parte de ambos trabajadores.

Tags

Categoría

Galicia