24h Galicia.

24h Galicia.

Senado decidirá en abril si autorizar al Supremo juzgar a Baltar por delito de tráfico.

Senado decidirá en abril si autorizar al Supremo juzgar a Baltar por delito de tráfico.

El senador del Partido Popular, José Manuel Baltar, está en el punto de mira de la Comisión de Suplicatorios del Senado, que se ha convocado para el 2 de abril con el fin de estudiar la petición del Tribunal Supremo de iniciar un proceso penal en su contra por un presunto delito contra la seguridad vial al circular a 215 kilómetros por hora en la autovía A-52.

A pesar de la cita, Baltar ha optado por no asistir personalmente, enviando en su lugar un escrito a la comisión que lo está investigando.

En la reunión, se ha designado a los encargados de redactar el texto que será sometido a votación después de Semana Santa, el próximo martes 2 de abril.

Posteriormente, la Comisión de Suplicatorios votará si procede con el proceso, el cual será sometido al Pleno del Senado donde el Partido Popular tiene mayoría absoluta, para decidir antes del 10 de mayo si se da el "plácet" para que el senador Baltar enfrente un juicio.

La decisión de solicitar el suplicatorio al Senado fue tomada por la Sala de lo Penal después de que la magistrada Ana Ferrer considerara que existían indicios de delito y solicitara la autorización para proceder legalmente.

La juez instruyó suspender temporalmente las actuaciones contra Baltar hasta que el Senado determine sobre la petición de autorización.

La magistrada afirmó que la velocidad registrada por el radar en el vehículo de Baltar superaba el límite permitido en un tramo de 120 kilómetros por hora, lo que la llevó a considerar que se trataba de un delito contra la seguridad vial.

Ferrer enfatizó que, a pesar de la sanción administrativa impuesta a Baltar previamente, el Supremo estaba en pleno derecho de continuar con el proceso penal.

Los hechos que se investigan ocurrieron en abril de 2023, cuando Baltar fue detenido por la Guardia Civil por circular a 215 kilómetros por hora en la A-52 en un coche oficial de la Diputación de Ourense.

Antes de que el caso llegara al Tribunal Supremo, la Fiscalía presentó una acusación por un delito de conducción temeraria solicitando una multa de seis meses con una cuota diaria de 10 euros, así como un año y un día de privación del derecho a conducir vehículos a motor para Baltar.

El juez instructor decidió remitir el caso al Supremo una vez confirmada la condición de senador de Baltar.