24h Galicia.

24h Galicia.

"TSXG suspende parque eólico en Vila de Cruces por proximidad a viviendas"

El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) ha decidido suspender las autorizaciones administrativas y de construcción de un nuevo parque eólico ubicado en Vila de Cruces, Pontevedra, debido a su proximidad a núcleos de población, con una distancia mínima de 510 metros.

Esta decisión se basa en que los aerogeneradores podrían representar un riesgo para la salud humana y el bienestar animal, lo cual fue solicitado por una asociación ecologista y respaldado por la sección tercera de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSXG.

En la sentencia se hace referencia a una declaración de impacto ambiental desfavorable emitida por la Xunta para otro parque eólico, donde se reconoció que una distancia menor a dos kilómetros podría perturbar al ganado vacuno, destacando la importancia de proteger tanto a los seres humanos como a los animales.

Las mediciones realizadas han revelado que al menos tres núcleos de viviendas se encuentran a menos de 1,000 metros de los aerogeneradores proyectados, lo que incumpliría la normativa actual que establece una distancia mínima de cinco veces la altura de los mismos para proteger la calidad de vida de los habitantes.

Además, se argumenta que la Declaración Ambiental Estratégica desaconseja la instalación de parques eólicos a menos de 1,000 metros de núcleos de población en todo el país, lo que confirma la decisión del TSXG de suspender las obras.

La sala considera que la construcción del parque eólico podría causar una perturbación significativa en la salud de las personas y el bienestar animal, además de afectar a especies sensibles y en peligro de extinción, lo cual sería un daño de difícil reparación.

Por tanto, se ha tomado la medida cautelar para evitar posibles daños irreparables y se ha destacado la importancia de priorizar la protección del medio ambiente sobre los intereses económicos, siguiendo los principios de prevención y precaución de la Unión Europea.

Esta decisión se suma a otras suspensiones realizadas por el TSXG en los últimos meses, reafirmando su compromiso con la protección del medio ambiente y la sostenibilidad en Galicia.