24h Galicia.

24h Galicia.

Sospechoso de asesinato en Oroso rechaza cargos y plantea posible vínculo entre la muerte de su madre y el consumo de pastillas.

Sospechoso de asesinato en Oroso rechaza cargos y plantea posible vínculo entre la muerte de su madre y el consumo de pastillas.

La Fiscalía ha solicitado una condena de 20 años de prisión por el delito de asesinato y 12 años por el incendio que, presuntamente, el acusado provocó para dificultar la investigación. La acusación sostiene que el hombre asesinó a su madre en Oroso (A Coruña) y luego incendió el domicilio familiar.

En el juicio que se está llevando a cabo en la Audiencia Provincial de A Coruña, el acusado ha alegado que la mujer pudo haberse asfixiado con unas pastillas para la tos que tomaba por la noche. Ha negado haberla estrangulado y ha afirmado no recordar si provocó el incendio.

El acusado ha explicado que cuando se levantó por la mañana encontró a su madre ya pálida, lo que le generó mucho nerviosismo y comenzó a beber. Ha admitido que su respuesta fue ilógica al no llamar al servicio de emergencias. Según su testimonio, no recuerda nada más hasta despertar dos días después en el hospital por un coma etílico.

El procesado también ha mencionado que su madre le había expresado en algún momento su deseo de suicidarse, pero que no tenía fuerzas para hacerlo. Sin embargo, ha negado que ella le pidiera el suicidio asistido.

El abogado defensor ha argumentado que la fallecida padecía un estado depresivo grave y había tenido ideas suicidas en varias ocasiones. Además, ha señalado que iban a ser desahuciados por impago de la hipoteca, lo que podría haber generado pensamientos suicidas. Por tanto, solicita la libre absolución del acusado.

Por su parte, el Ministerio Público ha pedido 20 años de prisión por el asesinato y 12 años por el incendio. Ha asegurado tener la convicción total de que el procesado acabó con la vida de su madre de manera premeditada, planificada y fría. Aunque reconoce que no hay pruebas directas, ha mencionado un mensaje de WhatsApp en el que el acusado reconoce haber matado a su madre.

El fiscal ha afirmado que el acusado provocó el incendio para ocultar pruebas y dificultar la investigación, buscando potencialmente la explosión de la vivienda. Además, ha destacado que no existen circunstancias psiquiátricas o clínicas que alteren la percepción de lo sucedido por parte del acusado.

Según la versión fiscal, el acusado actuó según un plan preestablecido y aprovechó que su madre se encontraba bajo los efectos narcóticos de una pastilla para asfixiarla en su cama. Luego prendió fuego al domicilio común para dificultar la investigación.