24h Galicia.

24h Galicia.

Rebaja de pena a 14 años para el acusado de asesinato en el hostal de Mondariz, quien confesó el crimen

Rebaja de pena a 14 años para el acusado de asesinato en el hostal de Mondariz, quien confesó el crimen

Un trozo de cuchillo recuperado del cráneo de la víctima y el ADN hallado en un calcetín apuntan directamente al acusado, Miguel Ángel G.M. Así lo han señalado la Fiscalía y la acusación particular, quienes han rebajado a 14 años de cárcel la pena que solicitan para el presunto autor del asesinato de su vecino de habitación en un hostal de Mondariz (Pontevedra). El acusado se reconoció como autor de los hechos en el juicio celebrado en la Audiencia Provincial de Pontevedra.

En la primera jornada del juicio, Miguel Ángel admitió la veracidad de los hechos que se le imputan. Sin embargo, debido a la elevada pena solicitada, se hizo necesario continuar con la práctica de pruebas, que se completaron este martes.

Durante la segunda jornada del juicio, declararon varios testigos, entre ellos la responsable del hostal donde ocurrieron los hechos. Confirmó que la última vez que habló con la víctima, José Luis Faro, fue el 16 de enero. Además, relató que simultáneamente a la desaparición de la víctima, el acusado abandonó apresuradamente el hostal sin avisar ni entregar las llaves.

Otro testigo, amigo de la víctima, declaró que José Luis tenía una mala relación con el acusado, quien lo molestaba constantemente con ruidos y solicitudes de tabaco. Según el testigo, la víctima manifestó en varias ocasiones tener miedo de Miguel Ángel, quien llegó a amenazar con hacerle daño cuando se enteró de que había trasladado sus quejas a la gerente del hostal.

El sargento instructor de la investigación, perteneciente al grupo de Homicidios de la Guardia Civil de Pontevedra, detalló cómo se llevaron a cabo las pesquisas. Durante las indagaciones, se descubrió que el acusado abandonó el hostal de Mondariz y se trasladó a Vigo. Fue arrestado el 23 de enero, un día después de que se encontrara el cadáver de José Luis en un galpón cercano al hostal.

La Guardia Civil sostiene que el asesinato tuvo lugar entre el 17 y el 18 de enero. Durante la inspección del lugar del crimen, se encontraron salpicaduras de sangre en la habitación de la víctima, en el pasillo y en una barandilla. Todo indica que el asesino arrojó el cadáver desde esa barandilla y luego lo arrastró hasta el galpón donde fue encontrado días después.

Según el testimonio del sargento instructor, se comprobó que Miguel Ángel compró un cuchillo de cocina en un bazar de Ponteareas días antes del asesinato. Los investigadores adquirieron un cuchillo idéntico y lo compararon con las heridas del cuerpo de la víctima (el informe pericial habla de entre 80 y 90 cuchilladas).

En la habitación del acusado se encontraron daños en un armario, aparentemente hechos con un cuchillo. También se descubrió que el acusado tenía antecedentes por comportamientos violentos, incluyendo lesiones y una intervención con otro cuchillo que llevaba consigo meses atrás.

Según los peritos forenses, el cuerpo de José Luis presentaba múltiples heridas incisas, concentradas principalmente en la espalda, así como cuchilladas en el cráneo, el abdomen y una cadera. La causa de la muerte fue una hemorragia masiva interna y externa.

Los expertos forenses extrajeron del cráneo de la víctima la punta de un cuchillo, la cual estaba recubierta de una pintura blanca, similar a la que tenía el cuchillo adquirido por la Guardia Civil en el bazar visitado por el acusado.

El informe psiquiátrico realizado a Miguel Ángel concluye que padece esquizofrenia paranoide, lo cual pudo haber afectado su capacidad de controlar sus impulsos. Sin embargo, no afectó su capacidad intelectual para distinguir entre lo correcto y lo incorrecto.

Los peritos del Instituto Nacional de Toxicología han confirmado el hallazgo de un perfil genético compatible con el del acusado, mezclado con sangre de la víctima, en un calcetín recuperado del cadáver de José Luis.

En vista de las pruebas y la confesión del acusado, las acusaciones han pedido la aplicación de la atenuante de alteración psíquica, así como la atenuante de confesión. Por lo tanto, han reducido de 17 a 14 años la pena de cárcel solicitada. La acusación particular ha retirado la petición de indemnización para los hermanos de la víctima, quienes reclamarán por la vía civil.

El abogado de la defensa ha mantenido su petición de libre absolución por cuestiones formales, pero, en caso de condena, solicita la aplicación de las atenuantes planteadas por las acusaciones.

El tribunal de jurado ha sido convocado para este miércoles, momento en el que recibirán el objeto del veredicto y las instrucciones correspondientes. A partir de ese momento, los miembros del jurado se encontrarán incomunicados.

Al término del juicio, dos hermanas de la víctima han expresado su apoyo al hermano fallecido y su deseo de que se haga justicia. Aunque reconocen que ninguna pena devolverá a José Luis, indican que cualquier castigo impuesto al acusado les parecerá insuficiente.

Además, han advertido que el acusado es una persona peligrosa y se han preguntado qué sucederá cuando salga de prisión. Temen que vuelva a cometer actos violentos y han lamentado esta posibilidad.