Policía vigués herido en el procés tiene derecho a cobrar sus vacaciones no disfrutadas debido a incapacidad

Policía vigués herido en el procés tiene derecho a cobrar sus vacaciones no disfrutadas debido a incapacidad

Un agente resultó herido durante los disturbios del procés en Barcelona, lo cual ha llevado a una decisión del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) en favor del policía de Vigo. La sentencia reconoce su derecho a recibir una compensación económica por las vacaciones no disfrutadas debido a su incapacidad temporal y posterior jubilación por incapacidad permanente.

Según la sentencia, el agente sufrió un traumatismo craneoencefálico durante los disturbios en Barcelona tras la sentencia del procés. Como resultado de sus lesiones, fue incapacitado y finalmente jubilado, sin poder disfrutar de sus vacaciones correspondientes.

El alto tribunal ha aceptado el recurso presentado por el policía contra la resolución de la Dirección General de la Policía, la cual le negó el derecho a recibir una compensación económica por los días de vacaciones no disfrutados.

El TSXG explica que la jurisprudencia comunitaria respalda este derecho y considera que es suficiente para conceder la reclamación del afectado. Además, aclara que la Administración no es responsable de que el demandante no haya podido tomar sus vacaciones anuales, por lo tanto, debe hacerse cargo de la compensación económica solicitada. Este derecho no se deriva de ningún error de la Administración, sino de una situación de incapacidad temporal por acto de servicio que impidió al demandante disfrutar de sus vacaciones durante todo el año.

Los magistrados también enfatizan que esta compensación no es una retribución por los servicios prestados, sino que basta con que el funcionario esté incapacitado para tomar sus vacaciones debido a su incapacidad temporal previa a su jubilación.

Por último, la sentencia destaca que no es relevante mencionar la caducidad de las vacaciones si han transcurrido 18 meses desde la fecha límite para tomarlas, ya que en este caso el demandante se ha jubilado sin poder disfrutar de ellas.

En cuanto a las costas del proceso, el TSXG determina que la Administración debe pagar hasta un máximo de 1.500 euros. Esto se debe a que, en el momento en que se presentó la reclamación administrativa, tanto el Tribunal de Justicia de la Unión Europea como el Tribunal Supremo ya habían establecido un claro criterio a favor de la compensación económica solicitada. La sentencia no es definitiva, ya que cabe la posibilidad de presentar un recurso de casación.

Tags

Categoría

Galicia