24h Galicia.

24h Galicia.

Nuevos avances en las residencias gallegas: módulos especializados y protocolo anti-agresiones.

Nuevos avances en las residencias gallegas: módulos especializados y protocolo anti-agresiones.

El director xeral de Maiores, Antón Acevedo, no ha respondido a las preguntas planteadas por el PSdeG en relación a la cantidad de personas menores de 65 años con enfermedades mentales que residen en geriátricos.

En la Comisión 5ª del Parlamento de Galicia, Acevedo ha anunciado que las residencias de mayores en Galicia contarán con módulos específicos para personas que sufren enfermedades psiquiátricas. Además, el personal de estos centros recibirá formación y se establecerá un protocolo de prevención de agresiones, en colaboración con los sindicatos.

La diputada del PSdeG, Marina Ortega, ha denunciado la presencia habitual de personas menores de 65 años con patologías psiquiátricas y drogodependencia en los geriátricos gallegos, a pesar de que esto debería ser excepcional. Sin embargo, Acevedo ha recordado que las regulaciones autonómicas determinan el acceso a una plaza en una residencia y que la patología psiquiátrica no puede ser una barrera para recibir esta atención.

Existen excepciones a este procedimiento en casos de emergencia social, donde las decisiones son tomadas por expertos técnicos y no por políticos. Aunque el director xeral no ha respondido a la pregunta sobre el porcentaje de personas con estas patologías que se encuentran en las residencias de mayores, sí ha anunciado la creación de normativas específicas para módulos de psicogeriatría, en línea con el plan de salud mental del Sergas.

También se está elaborando un protocolo contra las agresiones, y la próxima semana se impartirá el primer curso para dotar a los profesionales de herramientas que les permitan gestionar estos casos. Acevedo ha destacado la importancia de brindar atención integral a las personas con enfermedades mentales, sin estigmatizarlas.

La diputada Marina Ortega ha expresado sus dudas sobre este modelo, ya que permite la convivencia de personas con casuísticas terapéuticas muy diferentes en los geriátricos, donde no hay psiquiatras ni expertos en adicciones. Además, ha cuestionado la falta de información sobre el nuevo modelo de residencias anunciado por la Xunta hace tres años.