24h Galicia.

24h Galicia.

La Xunta sanciona a dos festivales por retener de manera "ilegal" fondos de pulseras, con una multa de 7.500 euros.

La Xunta sanciona a dos festivales por retener de manera

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 7 Nov. - El Instituto Galego de Consumo ha impuesto una sanción de 7.500 euros a los festivales por apropiarse "ilícitamente" de decenas de miles de euros de las pulseras cashless. Facua-Consumidores en Acción critica esta cantidad por considerarla "ridícula" en comparación con los beneficios obtenidos por la actuación realizada.

La asociación denunció a las empresas Old Navy Port Producciones y Bring the Noise, organizadoras de dos festivales, después de comprobar que en sus páginas web informaban de un cargo de un euro por "gastos de gestión" a los usuarios que solicitaban la devolución del dinero no gastado en la pulsera. Además, imponían el uso de este método de pago en todo el recinto de los festivales y prohibían el pago en efectivo.

Tras las denuncias, el Instituto Galego de Consumo e a Competencia ha abierto un expediente sancionador y ha propuesto una multa de 7.500 euros para ambas empresas promotoras.

Facua critica la "tibieza" de la autoridad gallega de consumo frente a estas graves irregularidades. Consideran que imponer multas tan bajas no tiene un efecto disuasorio suficiente, puesto que a las empresas les resulta más rentable seguir cometiendo las mismas infracciones y pagar luego la sanción impuesta.

La asociación destaca que "el beneficio ilícito obtenido por las promotoras al cobrar este euro por la devolución del dinero supera con creces la ínfima multa impuesta" por el Instituto Galego de Consumo.

Según Facua, en el Resurrection Fest asistieron más de 132.000 personas, mientras que en el Caudal Fest hubo alrededor de 33.000 asistentes.

Por lo tanto, si solo una cuarta parte de los asistentes hubiera solicitado el reembolso -y, por lo tanto, se les hubiera cobrado el euro extra-, el primer festival habría obtenido casi 33.000 euros de manera ilícita, mientras que el segundo habría obtenido alrededor de 8.200 euros. Cantidades que podrían ser aún mayores.

Facua insiste en la necesidad de revisar la normativa para incluir sanciones mucho más altas por infracciones en materia de protección al consumidor, así como de que las autoridades de consumo aumenten el importe de las multas.