24h Galicia.

24h Galicia.

La Xunta aprueba mina de cobre en O Pino y Touro como proyecto industrial clave.

La Xunta aprueba mina de cobre en O Pino y Touro como proyecto industrial clave.

La empresa Cobre San Rafael ha anunciado que su proyecto de producción de cobre sostenible en Galicia es el primero de este tipo en la región y se llevará a cabo cumpliendo con todas las normativas vigentes.

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 24 Jun.

El Consello de la Xunta ha aprobado hoy la declaración de la mina de Cobre San Rafael en O Pino y Touro como un "proyecto industrial estratégico".

Esto fue explicado por el presidente gallego, Alfonso Rueda, durante la rueda de prensa posterior a la reunión semanal de su Gobierno, donde destacó que esta declaración permitirá acelerar los plazos para la instalación.

El proyecto supone una inversión de casi 200 millones de euros y la creación de cerca de 400 puestos de trabajo. Ocupará una extensión de 812 hectáreas en terrenos donde la compañía cuenta con autorización desde 1958.

El proyecto minero presentado por Cobre San Rafael tiene como objetivo la extracción de diferentes minerales, principalmente cobre. Este material es considerado estratégico debido a su creciente demanda y al hecho de que actualmente el 82% del cobre consumido en Galicia y España proviene del extranjero.

Adicionalmente, el proyecto incluye la restauración ambiental de áreas degradadas por actividades mineras previas, así como la reforestación con especies autóctonas. También se contempla la instalación de una planta solar fotovoltaica para autoconsumo que reducirá las emisiones de CO2 y una planta de tratamiento de purines para la valorización de residuos de las explotaciones de Touro y O Pino.

Por último, se implementará un proyecto piloto llamado 'E-lix', que se enfoca en la recuperación de metales a partir de concentrados de mineral, permitiendo la comercialización de cobre metálico en lugar de concentrado de cobre.

La declaración como proyecto industrial estratégico se enmarca en la Ley de Simplificación Administrativa, con el objetivo de atraer inversiones a la región, logrando reducir los plazos de tramitación a la mitad manteniendo las garantías técnicas, jurídicas y ambientales.

Según la Xunta, la planta de Cobre San Rafael cumple con los requisitos para recibir esta declaración, incluyendo una inversión mínima de 20 millones de euros, la creación de al menos 100 puestos de trabajo directos y la complementación de cadenas de valor alineadas con los objetivos de la UE.

Esta iniciativa se suma a otros proyectos declarados como estratégicos en Galicia, como H2Pole, Sentury Tire, la planta de metanol verde en Mugardos y otras instalaciones industriales en la región.

Tras recibir la declaración como proyecto industrial estratégico, Cobre San Rafael ha expresado su compromiso con la producción de cobre sostenible, asegurando que cumplirá con todas las normativas comunitarias y nacionales para convertirse en un referente en minería sostenible a nivel europeo.

Alberto Lavandeira, CEO de Atalaya Mining, celebró la aprobación del proyecto y destacó su impacto positivo en la región en términos de desarrollo industrial y creación de empleo, especialmente en áreas rurales con problemas de despoblación.

Los estudios de Cobre San Rafael estiman que el proyecto tendrá un impacto directo en la economía gallega superior a los 2.500 millones de euros, beneficiando principalmente a los sectores de fabricación de productos metálicos y construcción, con un 66% del gasto previsto destinado a proveedores locales.

Esta declaración se produce en medio de la oposición de diversos grupos ecologistas, comunitarios y sindicales al proyecto, que expresaron su rechazo a la nueva formulación presentada por Cobre San Rafael. En 2020, un proyecto anterior fue rechazado por la Xunta debido a posibles impactos ambientales y riesgos para la población y el medio ambiente en caso de desastre.

El lunes pasado, más de cien grupos manifestaron su oposición al nuevo proyecto, señalando problemas potenciales relacionados con el impacto ambiental y la seguridad de la población. Adelantaron movilizaciones en caso de que se confirmara la declaración como proyecto estratégico.