24h Galicia.

24h Galicia.

La temporada navideña y de Fin de Año trae consigo más oportunidades laborales, aunque en un entorno distinto.

La temporada navideña y de Fin de Año trae consigo más oportunidades laborales, aunque en un entorno distinto.

Desde el 112 y Policía aseguran que las llamadas pueden ser como en San Juan, aunque sanitarios o bomberos apuntan a más servicios

A CORUÑA, 24 Dic. - El personal que trabaja en estas fiestas navideñas y en Fin de Año coincide en que, de una u otra manera y siempre que la situación lo permita, lo celebran, aunque sea con "unos pinchos" en un ambiente "especial", como subrayan la mayoría de profesionales consultados por Europa Press.

"Se monta una mesa especial y se celebra un poquito", apunta Cristina, enfermera de urgencias en línea con lo que expone un bombero de A Coruña que añade que se celebra "como en una familia", en su caso al lado del compañero que atiende las llamadas y comiendo juntos los que están de turno, aunque pendientes de alguna posible emergencia. "Muchas salidas", señala en el caso de la entrada del nuevo año.

Algunos consultados explican que en Fin de Año intentan celebrarlo comiendo las uvas con la televisión puesta si el servicio lo permite, aunque en algún caso, señala el segundo, "con las campanadas desde Canarias", cita como anécdota de lo que ha sido alguna vez.

Principalmente sanitarios y desde emergencias u hostelería coinciden en la existencia de "más trabajo". "La noche de Nochebuena suele ser peor que el Fin de Año, es otro tipo de paciente y suele venir gente mayor y hay bastante afluencia", añade Cristina, al igual que Babila del Río, técnico de cuidados auxiliares de enfermería en el hospital universitario de A Coruña. "Junto a las patologías comunes se incrementan los casos por consumo excesivo de alcohol", resume.

También del Chuac, pero en este caso del servicio de limpieza, Belén García explica que, para ella, se trata de días normales, aunque remarca la necesidad de más profesionales dada la carga de trabajo en estas fechas. "Lo único que te puedas poner una diadema o un gorro y un picoteo", indica sobre cómo lo celebran.

En el ámbito de la hostelería, Akbar Roostaei, propietario de una cervecería, asegura que es "más intenso, pero más ameno" por el "contagio" del ambiente festivo. También señala que, antes de terminar el turno, lo celebran entre el personal, tomando algo juntos y también con una cena fuera del trabajo, pese a tener más labor y ser "todo caótico" por la existencia de mucha demanda. "La gente ya está saliendo casi al nivel de la pandemia".

A su vez, Chonchi Rivera, gobernante de un hotel, sostiene que, desde la pandemia, la gente viaja y sale más en Nochebuena y Navidad, aunque no tanto en comparación con las fechas de Año Nuevo y noche previa, que lo define como "locura". "Ya sabemos que una fecha u otra hay que trabajar", señala, como otros, remarcando que alguna compañera da el toque festivo con el gorro de Navidad y también brindan, si pueden, entre todo el personal del hotel, procurando llevar el trabajo "con alegría".

Daniel Alfonso, maitre de un hotel balneario, destaca el "ambiente familiar" y asegura que intentan que los horarios "se puedan compaginar con la conciliación familiar". "Hacemos una fiesta unos días, con sorteos de regalos y estancias en hoteles", cita, al tiempo que ensalza los preparativos para que el cliente disfrute.

Daniel Castrillón, director de un balneario en la provincia de Lugo, resalta el que "la atmósfera festiva se apodere del hotel". "Este año, planeamos un brindis navideño único" para celebrar logros del trabajo en equipo, del que subraya su labor pese a ser la carga de trabajo "mayor". Y es que, al hilo de ello, precisa que han registrado "una tendencia positiva" en afluencia de visitantes.

Desde Aena, aseveran que, entre su personal, los del turno de los días 25 y 1 "pueden optar por comer con sus familias antes o después de salir del turno o comer en la cantina", con menú especial navideño. Un trabajador incide en el hecho de que en los aeropuertos se vean, por parte de pasajeros, momentos de "abrazos, de lágrimas, de alegría, de reencuentros". Mientras, aluden, especialmente, al día 3 de enero cuando los Reyes Magos llegan a un aeropuerto como el de A Coruña.

Servicios de emergencias como el 112 apuntan, en cuanto a volumen de llamadas, que no hay más que, por ejemplo, "el San Juan". Así en esa fecha hubo el año pasado 199 incidencias, frente a las 136 que hubo en Nochebuena y las 136 de Fin de Año. En cuanto a los avisos, precisan que son de tipo sanitario "y también por peleas y agresiones". "Es muy habitual que algunos compañeros y compañeras se queden sin tomarse las uvas", especifican por el tipo de turnos que tienen.

A su vez, desde Urgencias Sanitarias 061, Gustavo Brea, médico asistencial de la base medicalizada en Ourense, manifiesta que intentan hacer "especial" el día que les toca trabajar, siempre que puedan. "Al final somos como una pequeña familia", apostilla en línea con lo que señala Manuel Bernárdez, médico coordinador de la central de coordinación.

"Ya estamos acostumbrados", afirma este, además de remarcar el "ambiente especial" que tratan de generar pese a ser épocas "de mucho trabajo" por más incidencia de enfermedades respiratorias, accidentes de tráfico, domésticos e intoxicaciones.

"Lo mismo estás atendiendo la fiebre de Nuria como el atrangantamiento del señor Antonio con las uvas", cita como un ejemplo de su labor. En lo mismo incide el bombero de A Coruña que sostiene que en años que hubo temporales "fueron 30 salidas mínimo" con trabajo hasta entrada las cuatro de la madrugada en otros en Fin de Año.

En la misma línea, desde el Sindicato Unificado de Policía, su secretario general en Galicia, Roberto González, explica que para ellos el trabajo aumenta por estar también otros agentes de permisos. "Las plantillas se reducen un tercio", especifica.

"Riñas, delitos de lesiones o malos tratos", aclara sobre servicios en estas fechas. Sobre cómo lo celebran, indica que "si se puede se cena juntos, pero es muy complicado, los servicios son lo primero", añade sobre las actuaciones que pueden surgir, desde comparecer con un detenido hasta una custodia en un hospital, entre otras. "En vez de once o doce de la noche, cenas a las tres o cuatro de la mañana", cita como ejemplo de lo que puede pasar.

Por su parte, desde la Guardia Civil destacan el hecho de que cada vez haya más trabajo en Nochebuena y Navidad, pese a que siga siendo "peor" en Fin de Año. Con todo, se refieren también al hecho de que vaya "a más" en fechas como San Juan.

Con más llamadas en su caso, las centran en alteraciones del orden en vías o establecimientos, conflictos familiares y de pareja u otros vinculados como siniestros viales. Con todo, intentan celebrar la llegada del Año Nuevo con las uvas, mientras apelan a la moderación en el consumo de alcohol y a la precaución en estas fechas.