24h Galicia.

24h Galicia.

La región de Ferrolterra sufre las peores consecuencias del temporal, llevando a tomar medidas y reubicar trabajadores de la Axega.

La región de Ferrolterra sufre las peores consecuencias del temporal, llevando a tomar medidas y reubicar trabajadores de la Axega.

Neda ha sido el ayuntamiento con mayor incidencia y se mantiene la recomendación de permanecer en la parte alta de las viviendas

FERROL / SANTIAGO, 14 Nov. - Las fuertes lluvias de las últimas horas han dejado un reguero de incidencias en la comarca de Ferrolterra, la más afectada por el temporal según los registros de la Central de Atención ás Emerxencias-112.

De hecho, según ha informado el 112, el Grupo de Apoyo Logístico de la Axega colabora con los equipos locales de emergencia para hacer frente a los efectos de las inundaciones en Fene.

Concretamente, un semi remolque de achique y una furgoneta de usos varios se han desplazado hasta este ayuntamiento para apoyar en las labores de restauración tras las fuertes lluvias e inundaciones.

No en vano, este municipio, junto con el vecino de Neda, son los más castigados por los efectos del último fenómeno meteorológico adverso de nivel naranja por lluvias, que confluye con el caudal de los ríos constantemente en alza.

De hecho, la Xunta mantiene activo el Plan de Protección Civil Inungal ante la posibilidad de desbordamientos, como así ocurrió en Neda, donde varias viviendas resultaron completamente inundadas por el crecimiento del caudal de los ríos, en la parroquia de Santa María.

Aunque el 112 señala que nadie sufrió daños, la situación es compleja, tanto por la altura del agua como por la corriente (son como riadas), lo que dificulta el acceso, por lo que muchas personas quedaron atrapadas en sus propias casas. Según ha informado el Ayuntamiento de Ferrol, en el marco de las actuaciones de los bomberos dos personas fueron rescatadas y al menos cuatro quedaron confinadas en su vivienda.

La recomendación de Emerxencias es mantenerse en las zonas más altas de la vivienda, mientras los equipos de emergencia establecen las medidas de seguridad necesarias para efectuar los rescates con los menos riesgos posibles. Con este objetivo trabajan medios y recursos como los Bomberos de Ferrol, el GES de Mugardos, agentes de la Guardia Civil y de la Policía Local.

En la mañana de este martes, los técnicos del Grupo de Apoyo Logística de la Agencia Gallega de Emergencias con material y maquinaria destinada a la extracción de agua. En un primero momento, intervendrán en Fene, en la Estrada da Palma, donde un escenario semejante impide el acceso a viviendas y, por tanto, a las personas.

Durante esta madrugada, la situación en este municipio fue empeorando debido al aumento del nivel del agua, que, además, alcanzó una fuerza tal de arrastre que hizo muy difícil a llegada de los equipos de emergencias.

Con todo, desde el 112 Galicia se solicitó la colaboración de los profesionales de Urgencias Sanitarias de Galicia-061, que prestaron atención telefónica, e incluso enviaron dotaciones hasta los puntos más próximos a las personas por si fuese necesaria una evacuación de urgencia. Hasta este momento, no fue necesario, y se sigue insistiendo en la recomendación de que las personas se mantengan en las partes más altas de las casas.

Por su parte, según ha informado el Ayuntamiento de Ferrol, en doce horas se acumularon 78,2 litros por metro cuadrado y una pala tuvo que retirar a primera hora de la mañana la tierra de un talud que cayó en la carretera de Fontá, en Doniños.

Desde la medianoche, los bomberos de Ferrol tuvieron que realizar numerosas salidas por inundaciones en la avenida do Mar y de Esteiro en la carretera de Trincheira en Telleiras, intervenciones a las que se sumaron a las 10,00 horas balsas de agua en Santo Antonio de A Cabana, en la avenida Grandal número 189 y en el lugar de Brión, donde entró el agua a varias viviendas.

En el marco de las actuaciones, como ya se citó, los bomberos colaboraron con el GES esta madrugada en la avenida de Santa María, en el lugar de Albarón, en Neda, en el rescate de dos personas que quedaron aisladas en su vivienda por las intensas lluvias, mientras que otras cuatro quedaron confinadas.

El 112 Galicia gestionó desde el mediodía del lunes hasta las 8 de este martes un total de 220 incidencias relacionadas con la situación meteorológica e hidrológica, de las cuales 50 se produjeron durante la noche, esto es, desde las medianoche hasta las 8 horas del martes.

La mayor parte de las intervenciones (112) estuvieron motivadas por las inundaciones en calles, carreteras, viviendas, bajos y garajes. En menor medida, se registraron árboles caídos (47) y desprendimientos de tierras y piedras (16).

De hecho, en Dumbría, la carretera provincial DP-2302, al paso por Buxantes, está cortada debido a un movimiento de tierra, piedras y vegetación que bloqueó completamente el acceso a un garaje con dos coches atrapados y tres perros desaparecidos. Según el 112, los daños son importantes, puesto que se produjo un desprendimiento de 15 metros, aunque no hay daños personales.

Desde que el 112 Galicia recibió el aviso por esta situación a las 22,30 horas del lunes, se activaron los siguientes medios de intervención: Bomberos de Cee, agentes de la Guardia Civil de Tráfico, autoridades locales y equipos de la limpieza y mantenimiento de la Diputación de A Coruña como titular de la vía.

La provincia de A Coruña acumuló el mayor número de incidencias relacionadas con este episodio (172), y los ayuntamientos más afectados fueron Fene, Neda, Ferrol, Narón, Mugardos, Ares, Cabanas, Miño, Pontedeume, Outes, Dumbría y Mazaricos.