24h Galicia.

24h Galicia.

La inflación en Galicia se mantiene como la segunda más alta del país en febrero, alcanzando el 3,2% y mostrando una moderación.

La inflación en Galicia se mantiene como la segunda más alta del país en febrero, alcanzando el 3,2% y mostrando una moderación.

Hay una contención de precios debido al descenso de la electricidad

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 14 Mar.

El Índice de Precios de Consumo (IPC) se situó en el 3,2% en febrero de 2024 en la comparativa interanual en Galicia, de modo que prosigue con la segunda mayor tasa de inflación del país, según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) este jueves.

El 3,2% de Galicia solo está por detrás del 3,3% que registra Extremadura. Así, el IPC de Galicia es cuatro décima superior a la media española, que es del 2,8%. Por la parte baja de la tabla, La Rioja cuenta con un 2,5%.

No obstante, la tasa gallega se modera y recorta seis décimas su tasa interanual respecto al 3,8% que registraba en enero de 2024.

Por su parte, el IPC de Galicia subió un 0,2% en la comparativa intermensual, en este caso por debajo del alza del 0,4% que se computa en el Estado. En la media de lo que va de año, enero y febrero, hay un repunte del 0,4% en la comunidad gallega, misma cifra que en la media española.

Por grupos en Galicia, el IPC interanual se modera debido a la bajada del 2,6% del grupo de vivienda debido al descenso de los precios de la electricidad. En cambio, el mayor incremento se produce en restaurantes y hoteles (6,6%), seguido de alimentos y bebidas no alcohólicas (5,9%).

En la comparativa con el mes anterior en el caso gallego, la mayor subida la protagonizan el ocio y la cultura (1,9%), a lo que sigue transporte (1,6%) y bebidas alcohólicas y tabaco (1,1%). En el otro extremo, bajan un 3,1% el vestido y el calzado, así como el grupo de vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles (-1,3%).

El Índice de Precios de Consumo (IPC) subió un 0,4% en febrero respecto al mes anterior y recortó seis décimas su tasa interanual en el Estado, hasta el 2,8%, debido al abaratamiento de la electricidad y de los alimentos, que crecieron a su menor ritmo en dos años, según los datos definitivos publicados este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que confirman, en parte, los avanzados a finales del mes pasado.

En concreto, el precio de los alimentos y bebidas no alcohólicas avanzó en febrero un 5,3% interanual, tasa 2,1 puntos inferior a la del mes anterior y la menos acusada desde enero de 2022, mientras que el grupo de vivienda redujo 4,2 puntos su tasa anual, hasta el -2,7%, por el descenso de los precios de la electricidad, en contraste con la subida que experimentaron en febrero de 2023.

Por contra, el transporte elevó su tasa interanual 2,5 puntos, hasta el 2,4%, como consecuencia del encarecimiento de los carburantes para vehículos personales y, en menor medida, del transporte combinado de pasajeros.

Con el retroceso del IPC interanual en el segundo mes del año, la inflación vuelve a registrar descensos después del repunte de enero y se sitúa en su nivel más bajo desde el pasado mes de agosto, cuando alcanzó el 2,6%.

Además, la inflación ha bajado en febrero de la barrera del 3% tras cinco meses consecutivos por encima de esta cota.

El Ministerio de Economía ha destacado en una valoración remitida a los medios que la reducción de la inflación en febrero "pone de manifiesto la capacidad de la economía española de hacer compatible el mayor crecimiento económico entre los principales países de la zona euro con una moderación de los precios y con el mantenimiento de las medidas del escudo social apoyando a los más vulnerables".

Asimismo, el Departamento que dirige Carlos Cuerpo ha subrayado que esta reducción sostenida de la inflación, está permitiendo mejorar el poder adquisitivo de las familias y la competitividad de las empresas españolas

La inflación subyacente (sin alimentos no elaborados ni productos energéticos) bajó una décima en febrero, hasta el 3,5%, tasa siete décimas superior a la del IPC general y la más baja desde marzo de 2022. En los datos adelantados por el INE a finales del mes pasado, se esperaba que la inflación subyacente bajara dos décimas, hasta el 3,4%, aunque finalmente se ha reducido sólo una décima.

En términos mensuales (febrero sobre enero), el IPC aumentó un 0,4%, una décima más de lo avanzado por Estadística, tras subir los precios de los carburantes, de los servicios de alojamiento, de la restauración y de los paquetes turísticos. reducirse los precios de la electricidad y bajar en un 1,8% los precios del vestido y el calzado por las rebajas de invierno.

En cambio, las rebajas de invierno llevaron al grupo de vestido y calzado a recortar sus precios un 1,8% respecto a enero, mientras que el abaratamiento de la electricidad propició que la tasa mensual del grupo de vivienda bajara un 1,3%.

En el segundo mes del año, el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) situó su tasa interanual en el 2,9%, seis décimas menos que en enero. Por su parte, la variación mensual del IPCA fue del 0,4%.