24h Galicia.

24h Galicia.

El primer año tras las elecciones locales, más de 175.000 gallegos eligieron nuevos alcaldes en 10 municipios, incluido Lugo.

El primer año tras las elecciones locales, más de 175.000 gallegos eligieron nuevos alcaldes en 10 municipios, incluido Lugo.

En una vibrante muestra de democracia local, más de 175,000 gallegos han presenciado un cambio de liderazgo en sus respectivas alcaldías durante el último año, desde las elecciones locales del 28 de mayo de 2023. Este movimiento se ha producido a través de una serie de reemplazos motivados principalmente por cambios políticos, con el caso más notable ocurriendo en la ciudad de Lugo, y también por una moción de censura en O Irixo, en la provincia de Ourense.

En agosto de 2024, la pequeña localidad de O Irixo se convirtió en el epicentro de la acción política al registrar la primera moción de censura apenas dos meses después de la constitución de la mayoría de los ayuntamientos tras las elecciones del 28M. Esta decisión marcó un hito en la historia local, con 13 municipios diferidos para la constitución de sus plenos hasta julio y una repetición de elecciones en Castro Caldelas en noviembre.

La moción de censura en O Irixo en agosto de 2023 hizo que el popular Manuel Cerdeira perdiera la alcaldía en favor de la independiente Susana Iglesias, en un pacto entre Xuntos polo Irixo y el PSOE. Este ha sido hasta ahora el único cambio de este tipo durante el actual mandato en Galicia.

Recientemente, se han visto aguas agitadas en algunas corporaciones municipales, como en Muxía (A Coruña), donde el socialista Iago Toba acusó al PP y al BNG de conspirar para desbancarlo con una moción de censura, aunque esta acusación fue negada públicamente. En Ourense, el PSOE local ha llamado a la oposición a unirse para presentar una moción de censura y cambiar el rumbo de la ciudad bajo el mandato de Gonzalo Pérez Jácome.

La provincia de Lugo ha sido testigo de la mitad de los relevos de alcaldía este año, incluyendo casos curiosos como el de Cervo, donde Alfonso Villares cedió su puesto a Dolores García Caramés tras su nombramiento como conselleiro do Mar. En Vilalba, Elba Veleiro entregó el bastón de mando a Marta Rouco para retomar su trabajo como médica.

En la provincia de Lugo, otros cambios incluyen la llegada de nuevas alcaldesas como Montserrat Mulet en Paradela y Mayra García en Trabada. En Guntín, Ángel Pérez asumió la alcaldía tras la victoria en las urnas de María José Gómez, nombrada conselleira de Medio Rural por Alfonso Rueda.

En Pontevedra, Alfonso Rueda provocó cambios tras la creación de la Consellería de Cultura, Lingua e Xuventude. En A Estrada, Gonzalo Louzao asumió el cargo de alcalde, mientras que en Silleda, Paula Fernández Pena retomó la alcaldía después de más de una década tras la renuncia de Manuel Cuíña, quien concurría como senador.

En la provincia de A Coruña, Laxe y Cambre fueron escenarios de cambios en el último año, con Francisco Charlín y María Pan asumiendo las alcaldías respectivamente. Estos reemplazos marcan un momento crucial en la vida política local, reflejando la diversidad y dinamismo de la democracia en Galicia.