24h Galicia.

24h Galicia.

El ministro Rueda aborda la "crisis de los pélets" y asegura que no cesará el operativo hasta lograr una playa libre de restos contaminantes.

El ministro Rueda aborda la

Critica que "han pasado más de 48 horas" desde la activación del nivel 2 del Camgal y Galicia "sigue sin tener los medios" del Gobierno.

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 11 Ene.

El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, se ha referido este jueves a la "crisis de los pélets" y ha afirmado que el operativo desplegado por la Xunta continuará activo hasta que "no queden restos" y las playas estén "completamente limpias".

Así lo ha dicho en la rueda de prensa posterior al Consello de la Xunta, en la que ha apuntado que el Gobierno gallego ha desplegado por los arenales más de 200 efectivos para proceder a labores de limpieza de los pélets plásticos, que serán unos 300 con la llegada del fin de semana.

Esta misma tarde se celebrará una nueva reunión de seguimiento del Plan Camgal, en la que, entre otras cuestiones, se tratarán los protocolos de actuación para la recogida orientados a voluntarios y a personal autorizado, con la intención de "hacer más eficiente la retirada de estos productos del mar". Estas indicaciones están a disposición del público ya en la web del Plan Camgal.

Del mismo modo, Alfonso Rueda ha afirmado que el encuentro también analizará la evolución de las mareas para "afinar en qué lugares de la costa gallega" podrían llegar en mayor medida los pélets este fin de semana, dado que se espera un cambio de tendencia que acerque a tierra estos elementos.

"Sabemos que estos días la llegada fue mínima", ha dicho Rueda, dado que las corrientes actuales "los están llevando" hacia el norte y "pasando de largo de las costas gallegas". Sin embargo, la previsión para el fin de semana es que esto "cambie" y haya un "empuje hacia el interior", con lo que llegarán en mayor medida a las playas.

La situación está monitorizada, ha apuntado Rueda, aunque por el momento no existe "más detalle" sobre las "zonas concretas" que podrían estar más expuestas, algo que se tratará dentro de la reunión con los expertos.

Frente a las "excusas" del Gobierno central, Alfonso Rueda ha afirmado que el dispositivo gallego "continuará trabajando hasta que no queden restos en las playas". "Hasta que las playas estén completamente limpias", ha argumentado.

Paralelamente, Alfonso Rueda, que ha defendido la "magnífica labor" de la conselleira de Medio Ambiente, Ángeles Vázquez, ha apuntado que la Xunta "seguirá trabajando" para "atajar el daño" que este vertido puede causar en dos sectores esenciales para la economía gallega, la pesca y el turismo.

En su intervención, el presidente gallego ha vuelto a cargar contra el Gobierno central, apuntando que ya "han pasado más de 48 horas" desde la activación del nivel 2 del Camgal y Galicia "sigue sin tener los medios" del Ejecutivo. "Es necesario que se envíen cuanto antes", ha dicho Rueda, apuntando que "todos los sacos que se intercepten en el mar, son pélets que no llegarán a la costa".

Alfonso Rueda ha acusado al Ejecutivo estatal de poner "excusa tras excusa" y "petición de concreción tras petición de concreción" en relación a un vertido que conocen desde "el ocho de diciembre", pero para el que "a día de hoy", Galicia "sigue sin tener medios" nacionales. "Es necesario que los envíen cuanto antes", ha apostillado.

Una vez "conocido el listado de medios que se les reclamó para que los activen como crean conveniente", Rueda ha criticado que ahora reclamen más "concreción" y ha apuntado que Galicia "asume su responsabilidad", instando a que haga lo mismo el Gobierno.

"Todos los sacos que se intercepten en el mar son pélets que no llegarán a la costa y, no siendo un cometido fácil, tiene que ser un cometido posible", ha dicho el presidente gallego, apuntando que "algún pescador ya ha interceptado algún saco" y recordando que será más sencillo la recogida "mientras estén en los sacos y no cuando éstos se rompan". "Cada pélet que llegue a la playa es un pélet que no se ha recogido en el mar", ha zanjado.

En relación al informe pedido al laboratorio CETIM, pendiente aún de sus conclusiones finales, Alfonso Rueda ha asegurado que la intención de la Xunta es tener "toda la celeridad posible" en obtener "toda la información posible", aunque se trata de un proceso que lleva su tiempo.

En base al primer informe, se constató que el material "no es peligroso" a menos "que se convierta en polvo", aunque, efectivamente, "es contaminación que llega a las playas y hay que recogerla".