24h Galicia.

24h Galicia.

El Gobierno solicita información a Alcoa para brindar apoyo económico, mientras que la Xunta estaría a favor de una intervención de carácter "temporal".

El Gobierno solicita información a Alcoa para brindar apoyo económico, mientras que la Xunta estaría a favor de una intervención de carácter

El comité de empresa de Alcoa ha calificado la reunión de este viernes como "totalmente improductiva" debido a la falta de concreción por parte de la multinacional.

La secretaria de Estado de Industria, Rebeca Torró, ha instado a la dirección de Alcoa a respetar el acuerdo que tiene con sus trabajadores y le ha transmitido, en nombre del Gobierno, la necesidad de contar con datos específicos para determinar cómo pueden ayudar económicamente a la empresa.

"Necesitamos saber en qué forma concreta podemos ayudarles, ya que les hemos presentado varias líneas de apoyo en repetidas ocasiones", ha detallado Torró en declaraciones a los medios tras la reunión convocada por el Ministerio de Industria y Turismo.

Específicamente, la secretaria de Estado de Industria ha mencionado las vías e instrumentos disponibles por el Gobierno para respaldar la situación financiera de Alcoa y sus inversiones, destacando el programa de Descarbonización, cuyo plazo de solicitud se ha abierto esta semana.

Torró ha subrayado que, en este contexto, es fundamental que la empresa cumpla con los acuerdos establecidos, ya que el Gobierno considera que una industria de aluminio como Alcoa, ubicada en San Cibrao, en el municipio lucense de Cervo, es vital no solo para la región y la comunidad de Galicia, sino también para el resto de España.

Por su parte, Alcoa se ha comprometido a reiniciar las cubas en la planta de San Cibrao el próximo lunes, según ha comunicado en un documento presentado hoy.

Específicamente, Aluminio Español, una filial independiente de Alcoa en España, ha trasladado a los trabajadores de la planta gallega su compromiso de reiniciar las 32 cubas de electrolisis el lunes 29 de enero, tal y como habían acordado con el comité de empresa como parte del acuerdo de viabilidad.

En este sentido, Torró ha afirmado que, aunque la empresa haya comunicado su intención de reanudar las cubas, "debe respetar todos los acuerdos".

"Estamos muy enfadados con Alcoa porque su actitud, comportamiento y resultados en esta reunión no corresponden a los de una empresa seria", ha afirmado la conselleira de Economía, Industria e Innovación de la Xunta, María Jesús Lorenzana, quien también ha participado en la reunión.

Lorenzana ha expresado su desconfianza hacia Alcoa y ha propuesto dar a la empresa un ultimátum breve, además de remarcar su falta de comprensión hacia el propósito de la reunión, ya que se supone que se trata de cumplir con el acuerdo establecido.

Además, ha propuesto que la empresa sea intervenida temporalmente para buscar un comprador para la planta, algo que la Xunta respaldaría y acompañaría al Estado en su ejecución.

Lorenzana comprende que el Gobierno debe estudiar la cuestión y ha asegurado que el Ejecutivo se ha comprometido a hablar con los ministros y cargos competentes para abordar este asunto.

Por otro lado, el presidente del comité de empresa de Alcoa (CC.OO.), Jose Antonio Zan Vega, ha calificado la postura de Alcoa como una "auténtica vergüenza" y ha destacado la claridad y concisión tanto de la Xunta como del Gobierno central al apostar por seguir produciendo aluminio primario en España.

En cuanto a las propuestas de la Xunta para intervenir temporalmente la planta y buscar otro comprador, el comité de empresa ha afirmado que, sea con Alcoa o con cualquier otra empresa, exigen que se cumpla el plan de viabilidad ya acordado.

Finalmente, Zan ha considerado que la reunión de este viernes ha sido totalmente improductiva debido a la falta de concreción por parte de Alcoa.