24h Galicia.

24h Galicia.

El alcalde Jácome advierte con desafío: "Si critico al interventor o al secretario, tendrán que lidiar con ello y denunciarme"

El alcalde Jácome advierte con desafío:

El Ayuntamiento de Ourense ha celebrado su cuarto pleno extraordinario del mes de noviembre para aprobar una modificación presupuestaria de 5,5 millones de euros, con el objetivo de pagar deudas con proveedores. Sin embargo, esta sesión estuvo marcada por los reproches del alcalde a los funcionarios municipales.

El pleno, que se realizó de urgencia, tenía como objetivo corregir un error en un expediente que ya había sido aprobado inicialmente en septiembre pasado. El interventor había advertido sobre un error en el código identificativo de una partida relacionada con la concesionaria del agua.

El portavoz del BNG, Luis Seara, intentó intervenir durante la sesión para exponer la situación, pero el alcalde no solo le negó la palabra, sino que también lo acusó de ser “negligente”. El debate fue tenso y prolongado, y estuvo lleno de acusaciones contra los funcionarios municipales.

El alcalde quiso solucionar el problema mediante un decreto, evitando así que la modificación volviera a ser aprobada en el pleno. Sin embargo, el BNG presentó una reclamación en contra de la aprobación inicial de la modificación, lo que obligó al gobierno municipal a aceptar parcialmente la reclamación y así validar el decreto que ya había sido firmado. El alcalde acusó al BNG de entorpecer el pago a los proveedores y de no preocuparse por los intereses del erario público.

El portavoz del BNG, Luis Seara, explicó que su formación presentó la reclamación con el objetivo de garantizar que el pleno no fuera una simple “comparsa”. Además, recordó que el alcalde le impidió hablar en su momento y no permitió que el interventor se expresara durante la sesión.

La concejala socialista María Fernández resaltó que la situación podría haberse resuelto en septiembre si el alcalde hubiera asumido el error y convocado un pleno extraordinario para corregirlo. Criticó la terquedad y el mal asesoramiento del gobierno municipal, ya que el expediente seguía acumulando informes y los proveedores aún no habían cobrado.

El alcalde no permitió que el interventor y el secretario se defiendan de las críticas y alegó que solo él tenía derecho a hablar. Acusó a algunos funcionarios de comportarse con mala fe y mencionó que había “picaresca” por parte del interventor al no entregar los informes a tiempo.

Finalmente, la modificación presupuestaria fue aprobada con los votos favorables de DO y PP, la abstención del PSOE y el voto en contra del BNG. Al concluir la sesión plenaria, el alcalde anunció que se realizará otro pleno extraordinario para discutir otras modificaciones presupuestarias.