24h Galicia.

24h Galicia.

Dos detenidos en Pontevedra por presunta participación en red de narcotráfico quedan bajo custodia judicial.

Dos detenidos en Pontevedra por presunta participación en red de narcotráfico quedan bajo custodia judicial.

En la jornada de hoy, los detenidos comparecieron ante el juzgado de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) desde Cambados y Caldas

SANTIAGO DE COMPOSTELA / CÁDIZ, 17 Abr.

Las dos personas arrestadas en la provincia de Pontevedra como parte de la operación que ha llevado al desmantelamiento de la mayor red de 'narcotransportistas' del Estrecho, han sido puestas a disposición judicial este miércoles.

Los dos individuos detenidos en Galicia en el marco de la operación 'Grajuela', han declarado ante el juzgado de instrucción número de Sanlúcar de Barrameda, encargado de la investigación.

Estos interrogatorios se llevaron a cabo de forma remota desde los juzgados de guardia de Cambados (Pontevedra) y Caldas de Reis (Pontevedra), según indicaron fuentes judiciales a Europa Press.

Estos dos individuos forman parte de los 31 detenidos (doce de los cuales ya se encontraban en prisión) en la operación conjunta entre los funcionarios de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria, agentes de la Policía Nacional, Guardia Civil y la Policía Judiciária de Portugal, bajo la coordinación de la Fiscalía Especial Antidroga de Jerez de la Frontera que ha permitido la desarticulación de la mayor red de narcotransportistas del Estrecho.

En el marco de esta operación, se llevaron a cabo un total de 24 registros domiciliarios y se logró abortar hasta cuatro operaciones de la organización, incautando tres armas cortas, 1,4 millones de euros en efectivo, 19 vehículos de alta gama, sistemas de comunicación, material informático, dos 'narcolanchas' en Portugal y otras tres embarcaciones en España.

Según las investigaciones, el epicentro de las operaciones se encontraba en una exclusiva urbanización de Lisboa, desde donde un reconocido narcotraficante dirigía y coordinaba todas las operaciones navales. Además, contaban con una vasta red de colaboradores en Sanlúcar de Barrameda, ciudad de origen de los líderes de la organización.

La investigación reveló que los cabecillas, naturales de Sanlúcar de Barrameda, utilizaban esta localidad como base de operaciones en España debido a su profundo conocimiento del área y su topografía, así como a la extensa red de colaboradores con los que contaban en dicho municipio.

La organización disponía de entre ocho y diez embarcaciones EAV —Embarcaciones de Alta Velocidad—, conocidas como 'narcolanchas', que permanecían en el agua en todo momento con sus respectivas tripulaciones, además de una amplia red de pequeñas embarcaciones que se utilizaban para proveer a las anteriores con todo lo necesario, como alimentos o combustible.

La investigación se inició en mayo del año pasado, cuando los agentes descubrieron que la organización criminal intentó recoger un cargamento de 6.000 kilos de cocaína de un 'narcosubmarino' proveniente de Sudamérica. Sin embargo, problemas mecánicos causaron que la embarcación se hundiera durante la travesía, frustrando la acción delictiva.

A partir de ese momento, las pesquisas policiales se centraron en el funcionamiento de la estructura de la organización, evidenciando que los líderes estaban establecidos en las localidades gaditanas de Sanlúcar de Barrameda, Chipiona y El Cuervo (Sevilla).