24h Galicia.

24h Galicia.

Delincuente vinculado a la muerte de dos desaparecidos confirmado por ADN en restos óseos de Mazaricos.

Delincuente vinculado a la muerte de dos desaparecidos confirmado por ADN en restos óseos de Mazaricos.

Las pruebas de ADN realizadas a los restos óseos y prendas de ropa encontrados en Mazaricos (A Coruña) han revelado la identidad de dos personas desaparecidas cuyas muertes se vinculan a un delincuente, según han confirmado fuentes cercanas al caso consultadas por Europa Press.

En el caso de uno de los desaparecidos, Javier Iglesias, un hombre de 50 años residente en Culleredo, se ha confirmado la autoría de su muerte por parte de un vecino de Mazaricos llamado José Manuel Martínez, conocido como 'Pandolo', quien cuenta con numerosos antecedentes delictivos.

En diciembre, se encontraron nuevos restos humanos en este municipio coruñés durante la búsqueda de un vecino desaparecido en diciembre de 2022, lo que llevó a ampliar el dispositivo de búsqueda llevado a cabo por diversos efectivos.

Inicialmente, se encontró un cráneo y posteriormente se descubrieron más restos óseos y prendas de ropa distribuidos en cinco bolsas que no pertenecían a la misma persona.

La búsqueda se inició tras la desaparición de Antonio Tuñas, un vecino de 72 años de Mazaricos, cuyo cráneo fue encontrado en un terreno de Gosolfre, en Chacín, Mazaricos.

Durante las labores de investigación para esclarecer lo sucedido a Tuñas, se encontraron más huesos humanos en cuatro bolsas de plástico y prendas de ropa en una quinta bolsa, en la misma área donde se llevaba a cabo la búsqueda con la participación de Protección Civil y la Guardia Civil con perros del servicio Cinológico.

Desde el principio, la Guardia Civil investigó si ambos sucesos podían estar relacionados con 'Pandolo', un vecino de Mazaricos con antecedentes penales y que se encontraba en libertad condicional cuando Antonio Tuñas desapareció.

Ahora se ha confirmado su implicación en el caso de Javier Iglesias Otero, un hombre de 50 años residente en Culleredo que también estaba desaparecido desde hace varios meses. En su domicilio, ubicado en la zona de Orro, se encontraron restos de sangre.