24h Galicia.

24h Galicia.

Boda estilo gallego en Rueda con pulpo, gaitas y la cantante de la Panorama, ¡todo un éxito!

Boda estilo gallego en Rueda con pulpo, gaitas y la cantante de la Panorama, ¡todo un éxito!

El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, decidió abandonar el cóctel temprano y optó por compartir una comida con los presidentes autonómicos que lo acompañaron en Bonaval

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 13 Abr.

Con una semana de retraso con respecto al alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, el presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, celebró su toma de posesión con un aire festivo y el doble de invitados que el regidor madrileño: un millar. La fiesta fue al estilo gallego, con pulpo, gaitas y la cantante Fátima Pego, conocida por ser parte de la icónica orquesta Panorama en la comunidad.

Rueda buscó simbolismo político y galleguista al trasladar su ceremonia del Parlamento al Parque de Bonaval, cerca de la iglesia que alberga el Panteón de Galegas e Galegos Ilustres. A pesar de las especulaciones sobre posibles miembros del gabinete, la analogía predominante durante todo el día fue la de una boda al estilo de Almeida.

El escenario verde y el cálido sábado de abril con temperaturas de 30 grados contribuyeron a reforzar la comparación. El presidente mismo fomentó la similitud al publicar una foto en redes sociales con sus hijas ayudándole a arreglarse la corbata, como si fuera el novio en una boda.

Los numerosos invitados, que superaron cualquier otro evento de tomas de posesión recientes en el Pazo do Hórreo, reforzaron la idea de una boda al estilo gallego que contaba con la presencia de todos, desde familiares cercanos hasta personas menos conocidas como su peluquero o el camarero que le sirve café en las mañanas. Hubo algunos ausentes destacados, como la presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.

En el evento estuvieron presentes representantes destacados de la sociedad civil, autoridades y la cúpula del PP, con Alberto Núñez Feijóo a la cabeza. También asistieron otros presidentes autonómicos con los que Rueda compartió una comida posterior: el socialista Adrián Barbón de Asturias, y los presidentes populares de Castilla y León, Aragón y Murcia. También se vio a expresidentes socialistas de Galicia como Emilio Pérez Touriño y Fernando González Laxe.

El acto formal duró alrededor de media hora, con Rueda jurando frente al Estatuto de Autonomía y pronunciando un discurso en el que prometió seguir el estilo gallego, enfatizando la concordia y la unidad. Hizo referencia a la importancia de respetar los principios comunes del autonomismo y advirtió a aquellos que intenten romperlos.

Rueda bromeó sobre su conocida falta de citas históricas, pero esta vez decidió parafrasear a sus predecesores. Emocionado, recordó a su padre fallecido antes de expresar su agradecimiento a su familia por su apoyo incondicional.

La ceremonia concluyó con la interpretación del himno gallego por Fátima Pego y el arpa de Roi Casal, seguido de un tumulto de asistentes buscando hacerse selfies con el presidente. Las gaitas tuvieron un papel destacado en el acto, con varias interpretaciones durante la ceremonia.

El cóctel posterior se vio retrasado debido a la ronda de fotos y felicitaciones, pero finalmente se disfrutó de una selección de productos gallegos y vino de la región. El ambiente festivo continuó con música de fondo, haciendo que la comparación con una boda fuera aún más palpable.

Tras el evento, Rueda se retiró para almorzar con otros presidentes autonómicos, mientras que algunos miembros del futuro gabinete también se quedaron para seguir las conversaciones. A las afueras del lugar, se llevaron a cabo protestas de empleados públicos y vecinos de As Fragas do Eume en medio de un fuerte dispositivo policial.