24h Galicia.

24h Galicia.

Besteiro abandona el Parlamento tras elecciones autonómicas y advierte sobre posibles cambios en las candidaturas del PSdeG.

Besteiro abandona el Parlamento tras elecciones autonómicas y advierte sobre posibles cambios en las candidaturas del PSdeG.

El candidato socialista a la Presidencia de la Xunta, José Ramón Gómez Besteiro (Lugo, 1967), dejará su acta en el Congreso tras las elecciones autonómicas del próximo 18 de febrero y avisa de que "puede haber cambios" en las candidaturas del PSdeG, que en estos momentos se encuentran en plena fase orgánica de elaboración en las asambleas locales y las ejecutivas provinciales.

En una entrevista concedida a Europa Press, el dirigente socialista subraya que dejará su acta en la Cámara baja para ser diputado en el Parlamento gallego y "presidente" en la Xunta tras cerrar cuestiones "pendientes" relativas a "inversiones para Galicia". "Yo tengo un trabajo y tendré otro a partir del 18 de febrero porque, además, como todo el mundo sabe, es incompatible ser diputado en el Congreso con ser presidente de la Xunta", subraya.

Ya iniciado el 2024 y a falta de poco más de mes y medio para la cita electoral, Besteiro manifiesta afrontar con "mucho optimismo" y con "muchísima ambición" la carrera hacia las urnas, para la que asegura que el Partido Socialista está "absolutamente unido", "esperando un buen resultado".

En este sentido, se ve capaz de volver a situar al PSdeG como la fuerza líder de la izquierda gallega a pesar de las encuestas. "Las últimas las tuvimos el 23 de julio y ya ve como acertaron", argumenta el político lucense, que apela a la movilización progresista para lograr el cambio en Galicia. "Creo que vamos a movilizar a mucha gente y que esa movilización va a producir el cambio en Galicia".

En este punto, preguntado sobre si consideraría un fracaso que el PSdeG repitiese como tercera fuerza, asegura que esa hipótesis "no pasa" por su "cabeza", por lo que tampoco "contempla" un escenario en el que pudiese ser vicepresidente de un gobierno liderado por la candidata del BNG, Ana Pontón.

De cara a esta cita con las urnas, el PSdeG afronta estos días el proceso orgánico para configurar las listas, que arrancó esta semana con las asambleas locales y culminará con la reunión del Comité Nacional y la comisión federal de listas. Acerca del hecho de que el PSOE de Vigo propusiese al exsecretario xeral del PSdeG Gonzálo Caballero para figurar en la lista por la provincia, Besteiro ha asegurado que él, como "hijo de primarias", respeta este procedimiento y rechaza que se trate de un pulso contra él. "Estamos en el momento en el que surgen las peticiones, ideas y nombres desde las agrupaciones locales y yo no voy a interrumpir para nada todo ese proceso", apunta.

El aspirante socialista a la Presidencia de la Xunta recuerda que ahora serán trasladadas a las direcciones provinciales, que "harán una propuesta de candidatura" que "será examinada" por él, "como candidato". En este punto, preguntado específicamente sobre si introducirá cambios asegura que "sí". "Yo creo que sí, que puede haber cambios", indica para subrayar que el PSdeG está iniciando "un nuevo ciclo" y que de estas listas socialistas saldrá "una buena parte del nuevo gobierno de Galicia".

Además, sobre si nombres como el del exrector de la Universidade de A Coruña, Julio Abalde, --quien fue ponente en la convención en la que el PSdeG perfiló su programa-- será uno de los que figurará, reconoce que es un "nombre que encaja bien", pero insiste en que no quiere "interferir" en el proceso.

En esta entrevista con Europa Press, Besteiro pone en valor su labor con el Ejecutivo estatal para lograr inversiones para Galicia. Y, en relación sobre si presionará para que asuntos como el traspaso de la AP-9 se materialicen, afirma que él "no presiona" sino que "convence". Una gestión que ha contrapuesto a la de un Partido Popular instalado en la "confrontación" y que carece de "credibilidad".

"El PP de Rueda tendría credibilidad si en los años en los que estuvo el Partido Popular en el Gobierno hubiese sido tan reivindicativo", señala el dirigente socialista, que lamenta los "siete años perdidos" para Galicia durante el gobierno de Rajoy. "Ahí estaban calladitos, no decían nada, no les preocupaba Galicia ni las infraestructuras", censura.

En un contexto en el que ha estado presente en las últimas semanas en la puesta en escena de algunas medidas que el Gobierno pondrá en marcha en Galicia, como la reciente llegada de los trenes Avril en pruebas a Vigo, avanza que en los próximos días "habrá más noticias". "Cada día tendrá su apunte", sostiene para incidir en que él está en política "no para servir a Pedro Sánchez", sino para "servir a Galicia" frente a un Rueda que en los últimos meses solo "está sirviendo a los intereses de Feijóo".

Asimismo, reprocha al líder del Partido Popular, que confirmó que participará con una caravana propia en la campaña gallega, que trate de convertir los comicios del 18F en un "plebiscito contra Sánchez". "Que deje eso ya, que Sánchez va a ser el presidente durante los próximos cuatro años. Nada lo va a apartar de su objetivo y de esta responsabilidad", ha sostenido el político lucense, que se ha mostrado convencido de lo que consigue Feijóo con esta actitud es hacer un "feo" a su candidato.

Frente a un expresidente de la Xunta que "intentará con poco éxito" centrar el debate de las autonómicas en la política estatal, mantiene que el PSdeG hará "una campaña muy gallega" a la que destaca que se incorporarán socialistas del "resto de territorios" y el propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a quien recibirá "con los brazos abiertos", toda vez que son "muchas cosas" las que "resuelven en común" en beneficio de Galicia.

Besteiro considera que, aunque el PP trate de poner el foco sobre asuntos como el debate alrededor de la ley de amnistía, en la calle en Galicia "no hay nadie" que pregunte por este tema sobre el que él asegura tener una opinión clara. "En este asunto, o se está por imposición o se está por convicción. Yo estoy por convicción", apunta para defender que "puede ser una medida más que solucione un problema político".

Tras subrayar que, si se volviese a producir una situación como la vivida en Cataluña el 1 de octubre, el sistema se volvería a "poner en marcha", considera que "es bueno perdonar". "Y perdonar no lo hace quien quiere, sino quien puede y, en este caso, nosotros podemos perdonar", ha afirmado.

Sobre este asunto, además, llama la atención sobre los "bandazos" del Partido Popular. "Nos acabamos de enterar