24h Galicia.

24h Galicia.

Aprobación unánime del cuarto intento legislativo para solicitar la transferencia de la AP-9.

Aprobación unánime del cuarto intento legislativo para solicitar la transferencia de la AP-9.

El Partido Socialista de Galicia (PSdeG), después de reservarse su posición en comisión, ha votado a favor en un debate cargado de reproches cruzados. Esto marca la cuarta ocasión en los últimos siete años en que el Parlamento de Galicia ha aprobado por unanimidad un texto legislativo para transferir la titularidad de la AP-9 a la Xunta y remitirlo al Congreso.

El intento promovido por el Partido Popular (PP) para lograr la transferencia de la gestión de la Autopista del Atlántico ha recibido luz verde en el pleno de la Cámara gallega este martes. Sin embargo, a pesar del consenso alcanzado entre los grupos desde 2016, el proceso legislativo ha fracasado en su tramitación en las Cortes Generales.

Los populares culpan a los socialistas, con la "complicidad de su socio el BNG", de haber provocado que el último intento legislativo no llegase a culminar su camino en comisión. Por otro lado, los grupos de la oposición (BNG y PSdeG) reprochan al PP por haber "vetado" las primeras dos leyes cuando tenían mayoría en el Congreso.

La gestión de la AP-9 vuelve a salir del Parlamento de Galicia hacia Madrid, incluyendo nuevas demandas en materia económica al Estado. Entre estas demandas se encuentra la petición de que la Administración del Estado asuma las posibles consecuencias económicas de una anulación de la prórroga de la concesión a Audasa hasta 2028.

El PSdeG había reservado hasta este martes su voto sobre una ley que consideran más amplia en las obligaciones al Estado. Sin embargo, la representante del PSdeG, Patricia Otero, criticó la negativa a incorporar enmiendas aportadas por su partido y señaló que el debate en ponencia fue breve.

Por su parte, el BNG considera la propuesta del PP como un intento de "espiar la culpa" y atribuye años de bloqueo en las Cortes y el Gobierno central del traspaso de la autopista a Galicia. Los populares, a su vez, acusan a los grupos de la oposición en Galicia de ser responsables del fracaso de la demanda de transferencia.

En resumen, el traspaso de la gestión de la AP-9 sigue siendo un tema de debate y reproches entre los partidos políticos en Galicia. El acuerdo unánime alcanzado en el Parlamento de Galicia ha sido motivo de críticas por su falta de avance en la tramitación en el Congreso, y las diferentes formaciones políticas se culpan mutuamente de esta situación.