24h Galicia.

24h Galicia.

Amplían investigación del caso de Déborah Fernández Cervera en Tui por seis meses adicionales

Amplían investigación del caso de Déborah Fernández Cervera en Tui por seis meses adicionales

VIGO, 25 Ene. - El juzgado de instrucción número 2 de Tui (Pontevedra) ha decidido extender por otros seis meses la investigación del caso de la fallecida Déborah Fernández Cervera, cuyo cuerpo fue encontrado semidesnudo en una cuneta después de su desaparición en Vigo en mayo de 2002.

Fuentes cercanas al caso han confirmado que la magistrada ha aceptado la solicitud del Ministerio Fiscal y ha acordado esta prórroga con el objetivo de completar las diligencias pendientes.

Actualmente, aún quedan pendientes pruebas de ADN del exnovio de la joven, quien es el único sospechoso en relación con su muerte. Estas pruebas deben repetirse debido a las "irregularidades" encontradas en las extracciones anteriores, según han declarado los abogados de la familia.

También está pendiente el análisis del teléfono móvil de la víctima, que estuvo desaparecido durante varios años y fue encontrado en septiembre de 2022 (sin tarjeta SIM) durante unas obras en instalaciones policiales en Madrid.

Los abogados de la familia han criticado que el juzgado acordó el análisis del dispositivo en enero de 2023 y, un año después, la Unidad Central de Ciberdelincuencia de la Comisaría General de la Policía Judicial no ha realizado ninguna actuación al respecto.

En julio del año pasado, el juzgado extendió la instrucción del caso, a lo que la familia se opuso. Ahora, nuevamente, han rechazado esta nueva prórroga y han solicitado que se cierre el caso.

En julio de 2023, los padres y hermanos de la joven comparecieron ante los medios para anunciar que se habían "rendido" debido al "maltrato" de la justicia y del Estado de Derecho. Después de más de 20 años luchando para llevar al responsable de la muerte de Déborah a juicio, sus abogados solicitaron el archivo provisional del caso debido a la negativa a sus peticiones de pruebas y a las irregularidades en la investigación.

La familia denunció que no se sentía respaldada por la Justicia y pidió que se ponga fin a esta "vergüenza" y se evite que la instrucción se convierta en "una burla" a la memoria y dignidad de la joven.