24h Galicia.

24h Galicia.

Altri destaca su proyecto sostenible para Palas y rechaza comparaciones con la industria del pasado.

Altri destaca su proyecto sostenible para Palas y rechaza comparaciones con la industria del pasado.

Una de las posibles mayores inversiones industriales en Galicia de los últimos 50 años enfrenta desafíos financieros significativos. La fábrica de fibras téxtiles que la multinacional Altri planea instalar en Palas de Rei requerirá más de 200 millones de fondos europeos para salir adelante, según lo reconocido por sus responsables. Esta inversión de aproximadamente 1.000 millones de euros ha despertado controversias debido a su impacto ambiental potencial en la Comunidad.

La fábrica contempla la creación de cerca de 500 empleos directos y 2.000 indirectos, además de la utilización de una considerable cantidad de agua del río Ulla para su producción. Este proyecto buscaría fabricar fibras solubles de base celulósica a partir de madera de eucalipto y lyocell, una fibra textil considerada más sostenible y fácil de reciclar que el algodón.

A pesar de los posibles beneficios económicos que podría aportar a la región de A Ulloa, ecologistas y residentes locales han expresado dudas sobre su impacto ambiental y plantean interrogantes sobre si realmente sería favorable para la comunidad.

En un esfuerzo por tranquilizar a los críticos, los responsables de Altri han compartido detalles sobre la sostenibilidad del proyecto, destacando la modernidad de la tecnología utilizada en comparación con industrias anteriores en Galicia. Además, han enfatizado que la fábrica tendría un enfoque respetuoso con el medio ambiente y cumpliría con las regulaciones ambientales vigentes.

La construcción de la fábrica, que se espera dure alrededor de tres años y genere miles de empleos temporales, busca posicionar a Galicia como un centro de producción de lyocell, aprovechando los recursos forestales locales. Los responsables de Altri han defendido su decisión de ubicarse en la región, argumentando que se busca transformar la industria textil hacia un modelo más sostenible y en línea con las demandas ambientales actuales.

Pese a las preocupaciones sobre posibles impactos en sectores como la ganadería y la agricultura, los representantes de Altri han enfatizado su compromiso de establecer relaciones positivas con las comunidades locales, resaltando ejemplos de cooperación en sus plantas en Portugal.

A medida que se espera la aprobación de la declaración de impacto ambiental, la empresa busca obtener aproximadamente 250 millones de euros en subvenciones, principalmente de fondos europeos. A pesar de los desafíos financieros, desde Altri indican que el proyecto no saldría adelante sin este apoyo financiero crucial.