24h Galicia.

24h Galicia.

Activistas de Ecoloxistas en Acción citadas por protesta en la Cámara Minera: una vez más la lucha ambiental en el foco judicial.

Activistas de Ecoloxistas en Acción citadas por protesta en la Cámara Minera: una vez más la lucha ambiental en el foco judicial.

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 12 Dic.

Varias personas activistas de Ecoloxistas en Acción fueron citadas esta semana por el Juzgado de instrucción número 2 de A Coruña a raíz de una acción protagonizada frente a la Cámara Oficial Minera de Galicia. Según la entidad ecologista, presentó "una denuncia falsa atribuyéndoles un inexistente delito de coacciones" que habría tenido lugar el 6 de septiembre cuando miembros de la organización llevaron a la sede de la cámara botellas de agua contaminada procedente de las minas de San Finx, en Touro.

Según fuentes de la Cámara Minera, fue el personal presente en ese momento quienes presentaron las denuncias por considerar que su intimidad había sido violada al ser grabadas sin su permiso.

Estas mismas fuentes afirman que el día de la acción, se avisó a la Policía Nacional, quienes identificaron a las personas que participaron en la protesta y que ingresaron a las oficinas de la cámara "engañando al personal de ExpoCoruña" al mentir sobre su identidad y objetivos.

Sin embargo, Ecoloxistas en Acción defiende que la entrega de las botellas fue una respuesta a las declaraciones públicas de la Cámara Minera en las que afirmaban que "nunca hubo problemas con la calidad de las aguas" en San Finx, a pesar de que análisis realizados por Augas de Galicia el pasado mes de agosto revelaron altos niveles de cadmio, una sustancia tóxica y cancerígena, 78 veces por encima del límite permitido por la ley. Estos análisis fueron lo que llevó a Aguas de Galicia a iniciar un proceso sancionador contra la mina.

Ecoloxistas en Acción asegura que la acción duró "no más de tres minutos" y fue completamente pacífica, a pesar de que la Cámara la calificó como un "asalto violento", incluso afirmaron que se obligó a las administrativas a beber agua contaminada.

Para la entidad ecologista, esta denuncia es el "caso más reciente y disparatado de una campaña continua y sistemática de acoso judicial por parte del lobby, utilizando acusaciones falsas e infundadas para intimidar y silenciar a las organizaciones que denuncian las irregularidades en la industria minera".

Además, los ecologistas acusan al lobby minero de llevar a cabo una campaña de intimidación y acoso judicial para silenciar las protestas.