24h Galicia.

24h Galicia.

Abogado enfrenta posible pena de prisión por incumplir su promesa de representar a clientes

Abogado enfrenta posible pena de prisión por incumplir su promesa de representar a clientes

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 28 Ene.

La sección segunda de la Audiencia Provincial de A Coruña ha programado para el próximo martes, día 30, el inicio del juicio contra un abogado acusado de haber defraudado a sus clientes al no cumplir con la defensa por la que había sido contratado.

El caso, que proviene del Juzgado de Instrucción número 1 de Arzúa, ha sufrido ya dos aplazamientos anteriores y finalmente ha sido señalado para el próximo martes. La Fiscalía solicita una condena de tres años de cárcel para el procesado.

De acuerdo con la fiscalía, el abogado, miembro del colegio de abogados de A Coruña y que ejercía en un despacho en dicha ciudad, fue contratado en septiembre de 2014 por la víctima para defender a su pareja sentimental y al hijo de ambos, quienes se encontraban en prisión provisional.

Una vez en contacto con los presos, el abogado "prometió que lograría su excarcelación en aproximadamente un mes", preparando su defensa una vez fueran liberados y en vista del juicio en el que figuraban como acusados.

El acusado incluso llegó a personarse como defensor de ambos e incluso presentó un escrito de personación con fecha 17 de octubre de ese mismo año. A partir de ese momento, mantuvo conversaciones con sus clientes en las que les aseguraba que lograría liberar a los acusados de la prisión.

Actuando con la intención de enriquecerse y sin intención de cumplir sus obligaciones profesionales, el abogado solicitó a su contratante, en calidad de provisión de fondos, dos pagos de 3.000 euros en septiembre y diciembre de 2014, así como 600 euros en noviembre para pagar a los procuradores.

De este modo, hizo creer a sus clientes que estaba llevando a cabo gestiones judiciales, interponiendo recursos e incluso solicitando al juez la liberación, cuando en realidad no presentó ningún escrito ante el órgano jurisdiccional correspondiente. Esto llevó a que padre e hijo permanecieran en prisión hasta la celebración del juicio, los días 10, 11, 12 y 15 de febrero de 2016.

Como resultado de la sentencia del 24 de febrero de 2016 de la Sección Primera de la Audiencia Provincial de A Coruña, los reos fueron condenados a penas de nueve años de prisión por un delito de secuestro, y a dos años y medio de prisión por un delito de tenencia ilícita de armas.

En base a todo esto, la Fiscalía considera al abogado culpable de un delito continuado de estafa, por el cual solicita una pena de tres años de prisión, así como un delito de deslealtad profesional, por el que pide una multa de 20 meses, con una cuota diaria de 12 euros.

Además de pagar las costas, el acusado deberá compensar a los perjudicados con 6.600 euros por las entregas en efectivo realizadas, y con 10.000 euros a cada uno de ellos por daños morales.